Iniciar sesión Regístrate
Buscar Lista de Miembros Staff Logros

ÚLTIMA HORA

TOP 10 mejores himnos nacionales. 0 1 29

Participantes:
Creado por:
#1
25 Jul 20 Lost
La importancia de los himnos nacionales radica en su efecto psicológico y moral en la unificación social de una nación. Si bien no tiene mucho sentido querer identificar a un bueno mal país dependiendo de la música que cantan, ciertamente el Himno Nacional es un reflejo cultural de una nación, y tanto las palabras como el estilo que utilicen expresa su modo de ver el mundo y su forma de reaccionar ante los peligros y las amenazas que se ciernen sobre ellos. Algunos países, como Suiza, Noruega, Corea del Sur y otros, abogan por la paz y la fraternidad universal de los pueblos en sus himnos. Otros, como México, Francia, la República Popular China y Estados Unidos, abogan por la lucha, el esfuerzo duro y le defensa de la identidad propia en contra de las intromisiones extranjeras. Hay cientos de himnos nacionales, tanto de países existentes como países que han dejado de existir o himnos que han caído en desuso. 

En ese post no pienso hablar de la política de estos países. Algunos me gustan y otros no tanto. Simplemente me enfocaré en reflexionar acerca de sus himnos nacionales y del impacto que tuvieron en sus ciudadanos y en el mundo. 
 
  • Número 10: Auferstanden aus Ruinen: Tras la derrota del III Reich en 1945 y tras la partición de Alemania en un sector capitalista y otro sector socialista, la República Democrática Alemania (Alemania del Este, socialista) se quedó sin himno nacional, ya que el himno Deutschlandlied, un importante himno del nacionalismo alemán, fue elegido por la República Federal Alemana (Alemania Occidental, capitalista). Por ende, cuando la RDA fue fundada en 1949, fue necesario un nuevo himno nacional, diferente del himno utilizado por el sector capitalista. El gobierno de la RDA, con ayuda del escritor Johannes R. Becher y el músico Hanns Eisler crearon el nuevo himno nacional para la República Democrática Alemana. Este himno habla sobre una Alemania levantada de las ruinas que afronta un futuro difícil, proclamando la unión alemana en contra de la intromisión de los enemigos del pueblo, y que, ante todo, la gloria de Alemana brille. El himno se mantuvo hasta la reunificación alemana en 1990, y a pesar de los intentos de la izquierda alemana de implementarlo como el himno oficial de la Alemania Reunificada, lo cierto es que Deutschlandlied sigue manteniéndose como himno oficial, al ser más antiguo y culturalmente más relevante. Sin embargo, de todos modos muchos alemanes reconocen la superioridad melódica del himno de la RDA. 

 
  • Número 09: Marcha Real: Quizá uno de los himnos más polémicos de la lista, porque los monarquistas y los republicanos nunca paran de pelearse acerca de si este debería ser el himno de España o si debería ser Canto al Riego. De todos modos, Marcha Real es uno de los himnos más antiguos de Europa, aunque ha sufrido transformaciones en su tono a lo largo de los siglos, y al no tener una letra oficial, se le han creado muchas versiones, siendo la más popular y conocida la versión "Franquista", que no es realmente franquista sino que le pertenece al caudillo militar Miguel Primo de Rivera, quien gobernó España en colaboración con la monarquía entre 1923 hasta su muerte en 1930, y que escribió su propia lírica para la Marcha Real en 1928. En la actualidad, se sigue manteniendo como himno oficial de España, pero sin letra. De todos modos, muchos sectores de la derecha española y de la nostalgia franquista siguen utilizando la versión de la Marcha Real con la letra de Miguel Primo de Rivera, ya que ayuda a conmemorar a la España que durante décadas fue gobernada por el Caudillo, el Generalísimo, Francisco Franco, aunque no haya sido el caudillo Franco, sino el caudillo Miguel Primo de Rivera quién escribió las letras. La versión de 1928, la más famosa, habla de una gloriosa España que resurge de los días difíciles hacia tiempos más prósteros. No e sorpresa que Franco haya elegido mantener esta versión por encima de las otras, teniendo en cuenta el contexto de la Guerra Civil y la estabilidad social que gozó España entre 1939 y 1976. 

 
  • Número 08: Himno Nacional Mexicano: Una frase que suelo escuchar de mis amigos mexicanos es que todo en México es una mierda excepto su Himno Nacional. Es cierto. Este himno agresivo, que habla sobre combates despiadados y de la defensa de la patria contra los invasores, es un himno de una patria guerrera que ha afrontado siglos de violencia armada. La letra fue compuesta por Francisco González en 1853 y la música fue compuesta por Jaime Nunó al año siguiente, siendo utilizado como himno no oficial de México hasta 1943, cuando el gobierno mexicano decretó, por fin, que esa música tenía carácter oficial como Himno Nacional. Se trata de un himno poderoso, creado en honor a las múltiples luchas que había afrontado la Patria en sus jóvenes años, pasando por cruentas luchas por el poder e injerencias extranjeras que debilitaron en gran medida el poder mexicano. El himno es uno de los más belicistas que existe, llamando a la defensa inmediata de los intereses de la Patria. La versión original tiene 10 versos, pero la versión oficializada por el gobierno de México solamente oficializó 4 en 1943. 

 
  • Número 07: Yiyyongjun Jinxingqu: Traducido al español como "Marcha de los Voluntarios", fue escrita en 1935 por Tian Han antes de ser arrestado por el Kuomingtang, y luego a su poema de resistencia se le añadió la melodía de Nie Er. Originalmente, de forma curiosa, fue utilizada como soundtrack en la película china "Hijos e hijas en tiempos de tormenta", y más tarde como una música de resistencia en contra del imperialismo japonés. Más tarde, durante la Guerra Civil China, entre 1945 y 1949, la música fue apropiada por el Partido Comunista Chino, y usado como himno De Facto por la recién proclamada República Popular China en 1949, aunque no fue oficializada en la Constitución sino hasta 2004. La Marcha de los Voluntarios (en chino, "Yiyongjun Jinxingqu"), era una proclama de uso militar, llamando al pueblo chino a la defensa de la madre patria contra los enemigos, y se llama a los ciudadanos de la patria a a construir una nueva Muralla contra los enemigos en un momento crítico. En los últimos 70 años, opositores a la dictadura china han ironizado que una música que inicia con la frase "Levántense todos aquellos que se rehúsan a ser esclavos" sea utilizada por la dictadura más sangrienta de la historia de la humanidad, una que ha asesinado a 50 millones de individuos y ha esclavizado a otros cientos. Otros opositores democráticos sugieren, sin embargo, que la música no fue creada originalmente por los comunistas y que, entonces, representa la libertad y la defensa de la identidad China contra las injerencias internas y externas; estos últimos opositores sugieren que, de caer el régimen comunista en China, el himno debería mantenerse. Lo cierto es que, si bien la letra no fue escrita por un comunista, la melodía sí lo fue, y algunos han sugerido buscar una melodía diferente para el poema. Sin dudas, el debate permanece entre el pueblo chino. Pero eso no le quita el impacto que tiene el himno, y su estilo tan nacionalista de tonos chinos. 

 
  • Número 06: Aegukka: Traducible al español como "La Canción Patriótica", no debería ser confundida con el Himno de Corea del Sur, ya que el Himno de Corea del Norte tiene el mismo nombre, aunque ambas con canciones distintas. El Himno Oficial de Corea del Norte fue, de hecho, originalmente usado por el gobierno de Corea del Sur, aunque luego las cosas cambiaron. Corea del Sur mantuvo la letra pero le cambió la melodía, mientras que Corea del Norte cambió la letra pero mantuvo la melodía, haciendo que, por ende, cada país tenga la mitad del himno original, lo cual afianza todavía más las diferencias culturales entre ambas partes. Técnicamente ambos poseen el mismo himno, exceptuando que los surcoreanos conservan la letra original pero no la melodía, mientras que los norcoreanos mantienen la melodía original pero no las palabras. En la versión norcoreana, se habla de una tierra milenaria, de recursos múltiples  un pueblo glorioso, cuya majestuosidad y poder son únicos; las letras originales (usadas por los surcoreanos) mantienen las menciones a Dios, mientras que los norcoreanos, siguiendo el sistema de ateísmo de estado, mencionan en su himno la secularidad del pueblo. Sin dudas, este himno representa una parte del pueblo coreano, manteniendo ellos la melodía. Los surcoreanos mantienen la letra, pero le han cambiado la melodía. ¿Llegará, quizá, el día en que ambos se unifiquen y el pueblo coreano pueda cantar una melodía y una letra? Ojalá algún día así sea. 

 
  • Número 05: Il Canto degli Italiani: Esta música, escrita por Goffredo MAmelí en otoño de 1847 y ambientada musicalmente por el compositor Michele Novaro, fue una música en honor al centenario de la expulsión de los austriacos del norte de Italia. Se trataba de una música nacionalista en la época en la que Italia, como nación, no existía todavía, sino que se trataba de un pueblo disperso entre distintos territorios controlados por caudillos militares, la Iglesia Católica, ciertos reinados y territorios ocupados por potencias extranjeras. Cuando el Reino de Italia fue desmontado y se proclamó la República en 1946, Il Canto degli Italiani ("El Canto de los Italianos") fue finalmente elegido como himno nacional de la recién formada República de Italia, aunque con anterioridad había sido utilizado como una música antifascista por la oposición al régimen fascista de Benito Mussolini. La música, ante todo, es una música de hermandad para un pueblo disperso que necesita urgentemente unirse bajo una bandera contra los enemigos de la nación, dispuestos a sacrificarse y ser llamados a la muerte si la madre patria Italia así llama; escrita como homenaje al centenario de la expulsión austriaca del norte de Italia, implica actualmente la canción de un pueblo milenario que, tras sufrir innumerables humillaciones (desde el Saqueo de Roma hasta el fascismo) y que se ha levantado otra vez. Sin embargo, la Constitución italiana solamente ha oficializado los primeros dos versos, eliminando los versos en donde hacen mención degradante a los símbolos patrios de Austria, para evitar conflictos con Austria. 

 
  • Número 04: Mecidiye Marşi: Este himno es el único de la lista que no posee letra. Tampoco es que la necesite demasiado. Es una obra poderosa cuyo objetivo no era simplemente crear una identidad en el Imperio Otomano (aunque esto era casi imposible por la abundancia de territorios y pueblos dentro del Imperio en sus setecientos años de historia). Ante todo, fue creado a mediados del siglo XIX como forma de propaganda imperialista para generar terror ante los territorios que intentaban revueltas, intentos de independencia y revoluciones marxistas. Todos estos territorios sufrían del terror otomano, y esta música fue creada precisamente para ejercer terror psicológico a los enemigos del sultanato. Esta música, de propósitos bélicos y militares, es una muestra del poderío militar de un imperio que existió por siglos, hasta finalmente hundirse en 1922.  

 
  • Número 03: La Marseillaise: Poderoso himno sobre el poderío francés, La Marseillaise fue escrit por Rouget de Lisle, por petición de las fuerzas revolucionarias francesas, como himno militar para alentar a los soldados que pelearían contra las fuerzas reaccionarias provenientes del extranjero, que tenían como objetivo la restauración de la monarquía en el territorio Francés. Durante la época de la historia de Francia conocida como "La Primera República" fue muy popular entre revolucionarios y soldados, aunque después fue olvidada al carecer de oficialización estatal. Finalmente, recién en 1958 adquirió carácter oficial. Es un himno de carácter bélico militar que llama a los habitantes de la patria a la defensa nacional contra la tiranía. Si bien durante un largo tiempo en la historia de Francia este himno fue desprestigiado (especialmente durante la restauración bornónica y los imperios), es un himno que ha unido a los patriotas franceses en contra de los tiranos invasores y usurpadores. Uno de los mayores ejemplos fue su uso como música de resistencia en contra de los invasores del III Reich durante la Segunda Guerra Mundia, cuando la Resistencia Francesa utilizó esta música para renegar del Gobierno títere de Vichy, el cual se había dejado subyugar por los alemanes y ahora perseguía cruelmente a sus propios ciudadanos. La letra del himno es, sin lugar a dudas, uno de los más violentos de los que se tenga en cuenta. Hay, literalmente, una línea que habla de hacer que la sangre impura de los enemigos se riegue por el piso. Es un himno que muestra la valentía y quizá un poco la brutalidad que el patriotismo francés oculta detrás de su idioma suave, su arte y su comida refinada. 

 
  • Número 02: Himno Nacional de Rusia: ¿Puede un himno perder cierta parte de su calidad? Es una pregunta un tanto complicada de responder. Incluso si se dijera que sí, no tendría sentido admitir que el himno de la actual y moderna Federación Rusa es menos bueno que el de la Unión Soviética. Simplemente uno precedió al otro, y como se suele decir, no hay B sin A. Por eso lo pongo en segundo puesto. La historia de la versión moderna del Himno es la siguiente: Tras la caída del comunismo en el Bloque del Este, el presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, instauró como himno nacional de Rusia a "La Canción Patriótica", una muy corta, lenta y aburrida música zarista de 1831 que, para colmo de males, ni siquiera tenía letra. Los rusos estaban descontentos con la poca exaltación patriótica de la canción y el hecho de que no podía ser cantada. Tras la renuncia de Yeltsin en 1999, el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin, decidió que restauraría la melodía original del himno, reemplazando a "La Canción Patriótica". Esto despertó controversias debido al legado soviético de la canción; ya que la letra original era inutilizable debido a su conexión con la dictadura soviética, y tampoco deseaba restaurar la melodía sin que hubiera una letra que pudiera cantarse, Putin llamó en el año 2000 a un concurso nacional entre los mejores novelistas y compositores del país para ver quién podía escribir la mejor letra posible para la melodía del nuevo himno. Resultó ganador Serguéi Mijalkov, quién, irónicamente, había escrito en 1944 la versión original del himno soviético, incluyendo la versión modificada de 1977. Esto también fue controvertido ya que algunos creían que Putin favoreció a Mijalkov por encima del resto de novelistas y músicos por haber sido el redactor de la letra original. Sin embargo, decidió mantenerse. Este himno, a diferencia del soviético, carece totalmente de una ideología particular ni hace referencias a luchas sociales y morales. La letra de Mijalkov reflejan la aceptación del pueblo ruso de que el comunismo ya no se podrá recuperar, que las ideologías van y vienen pero que la madre patria permanece, y, por lo tanto, es necesario amar a la patria, a su hermosa herencia cultural y a sus paisajes protegidos por Dios. Otra característica interesante que cabe mencionar del himno es que la única modificación a la melodía es que el himno de la Federación Rusa se toca ligeramente más agudo que el himno soviético, no solamente en los coros sino también con instrumentos, sin usar los tonos bajos originales. Sin dudas, el himno más poderoso que este siglo XXI conozca. 

 
  • Número 01: Himno Nacional de la Unión Soviética: Ya mencioné lo que hay. Mencionemos ahora lo que hubo. Ya sea uno un interesado de la historia de la patria de Rusia, o un ideólogo comunista/socialista/marxista o simplemente un amante de los memes rusos (o nos haya gustado la película de Rocky IV), todos hemos escuchado el himno soviético al menos una vez en nuestras vidas. Y si no, debe ser porque eres demasiado joven. Este himno fue, durante más de 46 años, el símbolo de una nación que buscaba con esmero el éxito de una revolución que el camarada Lenin había iniciado en 1922. Cuando la URSS fue fundada, carecía de un himno nacional definido, y el himno original del Imperio, "Dios salve al Zar", era inaceptable, porque mencionaba dos cosas totalmente inaceptables para el nuevo gobierno de los soviets: Dios y el Zar. Durante muchos años, y anhelando una revolución comunista mundial, la URSS utilizó el himno de "La Internacional" como oficial. Sin embargo, el himno, al ser cosmopólita, no generaba un sentimiento patriótico entre los ciudadanos de la recién formada Unión Soviética, y esto se agravó durante la Segunda Guerra Mundial y su lucha contra Hitler y el III Reich, ya que los soldados necesitaban sentir que tenían una patria a la que defender en lugar de ser peones en una revolución internacional que parecía nunca llegar. Por ello, el gobierno soviético decidió buscar, entre las muchas canciones patrióticas que se habían escrito antes y durante la guerra, una con el poder para despertar la valentía y el orgullo entre un pueblo apagado por una revolución agotadora y desgastada. La tonada elegida fue una melodía escrita por Aleksandr Aleksándrov en 1938, que originalmente fue utilizada como música oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética, aunque con la letra de Vasily Lebedev-Kumach. Se decidió cambiarse la letra para dejar de representar el Partido Comunista y representar en su lugar a toda la nación. Entonces, y todavía durante la guerra contra el nacionalsocialismo, se designó al joven Serguéi Mijalkov que escribiera la letra en 1943. Finalmente, el himno fue oficializado en 1944. El himno, en suma medida, habla de la unión tenaz de las repúblicas que conformaban la URSS, del poder invencible de la unidad soviética, del legado del camarada Lenin y de la victoria, lejana pero inminente, de la ideología comunista en todo el mundo. En 1977, el gobierno todavía soviético de Leónidas Brézhnev mandó llamar de nuevo a Mijalkov para que editara la letra original, eliminando menciones al camarada Stalin, a quien los dirigentes más actualizados de la URSS consideraban demasiado violento y tiránico como para ser homenajeado. La versión de 1977 es la que la mayoría de nosotros conocemos, siendo la versión "estalinista" (mejor dicho, original) relegada a un pasado más oscuro. El himno permaneció oficial hasta la disolución de la URSS en 1991. La melodía sería reutilizada en el año 2000 y una nueva letra, otra vez escrita por un ya anciano Mijalkov, quien moriría en 2009, sería seleccionada. 

Participantes:
Creado por:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)