Iniciar sesión Regístrate
Buscar Lista de Miembros Staff Logros

ÚLTIMA HORA

Curiosities of Lotus Asia - (8/27 Capítulos) [Traducción] 24 4 741

Participantes:
Creado por:
#1
27 Dec 18 Angelivi
AFORISMO

El valor del papel disminuyó, provocando que Gensokyo estuviera repleta de papel. La historia de Gensokyo nació en el momento en el que empecé a escribir este libro.
Rinnosuke Morichika
 
***

Gensokyo, cubierta por la plateada nieve de invierno.
Rinnosuke, el propietario de una tienda de antigüedades conocida como Kourindou, recibe de nuevo la visita de una sacerdotisa. Ese día Rinnosuke acepta la petición de remendar su ropa; sin embargo, se siente profundamente intrigado por tres libros que ella posee...
 
¡Al fin comienza una historia original basada en la serie de Touhou!
 
LA SACERDOTISA DE GENSOKYO Y LOS QUINCE FASCINANTES VOLÚMENES (Primera parte)

 
 [Imagen: DGmssaG.jpg]


Gensokyo brilla argéntea  a primeras horas de la tarde.
La nieve prístina desciende suavemente, ocultando la tierra y transformando Gensokyo en un magnífico espectáculo. Lo único que se podía oír eran los lejanos gritos de los youkais.
El camino estaba cubierto por la nieve reciente, sin un solo rastro de pisadas. Los humanos raramente viajan a través de este sendero.
Más allá de este camino poco transitado se alza un misterioso edificio. Mientras el propietario se calienta cerca de una estufa proveniente del mundo exterior, no hay duda de que está leyendo un libro incomprensible. Ya que esto es algo muy común en él parece que tiene todo el tiempo del mundo.
En esta tienda hay un montón de productos y artículos del mundo exterior. Gensokyo está en lo que el mundo exterior llamaría el Período Meiji (1868-1912), pero aquí se pueden encontrar muchos objetos que pertenecen a eras posteriores. El propósito de la mayoría de estas reliquias es desconocido.
En el cartel de la tienda está escrito "Kourindou". Aquí es donde se encuentra la tienda de antigüedades, Kourindou.

"¿Rinnosuke?"

Parece que la tienda tiene su primer visitante desde hace tiempo. Quería continuar leyendo, pero "los clientes son dioses", así que no podía fingir que no estaba.

"¿Estás ahí, no?"

La diosa vestida de rojo no necesitaba preocuparse por prevenir mi posible ardid pues ella ya estaba detrás de mí.

"Oh, si solo eres tú, Reimu. ¿No te tengo dicho que no entres a la trastienda sin permiso?

"Olvida eso, tú solo escúchame. Tuve algunos problemas, verás..."

Así es ella. La chica de rojo que tenía ante mis ojos no escucha ni una sola palabra de lo que la gente le dice. Su nombre es Reimu Hakurei. Es la única sacerdotisa en Gensokyo, pero dada su forma de ser uno podría dudar si realmente es una sacerdotisa. Disculpa mi introducción tardía, soy Rinnosuke Morichika. Estoy a cargo de esta tienda de antigüedades. Mientras Reimu se sacudía la nieve de los hombros, empezó a parlotear sin parar.

"Hoy fui de compras a la aldea. ¿Para qué? Me estaba quedando sin té, así que supuse que tendría que comprar un poco antes de que me quede sin una gota de té y me dé un infarto. Bueno, no es que me vaya a morir pero... Ey, ¿me estás escuchando?"

"Como tú no me escuchas, yo tampoco te escucho", es  lo que quería decir, pero un "Claro, te estoy escuchando" es lo que acabó saliendo.

"Pero, ya sabes, no había nada de té de calidad... Oh, esto no tiene nada que ver con aquello pero la deidad protectora de los viajeros que se encuentra en la aldea estaba completamente cubierta de nieve. Quiero decir, ¿quién demonios está a cargo de ponerle el paraguas? Espera, ¿qué dios se suponía que era?"

Vaya, como no le dé un pequeño empujón a esta conversación acabaremos hablando del Emperador Jinmu¹.

"Es Sae no Kami², quien protege a los viajeros de las catástrofes. Dijiste que te habías metido en problemas. ¿Qué ha ocurrido?"

"Bueno, terminé de comprar sin que ocurriera nada en especial."

Sin que ocurriera nada, ¿eh?

"Pero de regreso me encontré con una youkai que estaba sentada pensando en sus cosas. ¡Incluso estaba disfrutando de un libro y todo!"

Intenté decir "¿Y eso no está bien? No es que sea nada del otro mundo", pero fui completamente ignorado.

"Traté de exterminarla con un ataque sorpresa, ¡pero me contraatacó! Era algo fanfarrona pero aun así era un poco fuerte. Bajé la guardia, no me esperaba que esos disparos vinieran por detrás..."

Uno podría pensar que el youkai fue el desafortunado. Pero me pregunto qué habría ocurrido, si fue ella quien hizo el ataque sorpresa y luego bajó la guardia.

"Rinnosuke, ¿me estás escuchando?"

"Lo cierto es que no."

"... Bueno, como sea. El caso es que le di una paliza y después vine aquí."

Por lo visto da igual lo que responda, acabaré teniendo la misma respuesta. Reimu se dio la vuelta y dijo "¡Mira!" inflando los mofletes.

"Y acababa de conseguir esta falda..."
 
 [Imagen: KtPEfNb.jpg]

"Es un buen jirón. Ya veo por qué querías que lo arreglara."

"Ahora mismo."

Sí, sí. Reimu parecía tener frío, así que le hice hueco para que entrara al lado de la estufa.

"No puedo remendarlo tan rápido. Siéntate aquí hasta que..."

Tap, tap, tap.

"Voy a tomarte prestado esta ropa. Espera un momento a que me cambie."

Se fue. Se dirigió de nuevo a la trastienda. Ella hace lo que le da la gana.

Cielos. Volví a mi asiento y decidí continuar leyendo mi libro, pero mi mano no encontró más que aire. El libro ya no estaba.

"¿Qué estás leyendo, Kourin?"

Una sombra oscura habló. Tenía el presentimiento de que la vería desde el momento en que descubrí que mi taza de té había desaparecido esta mañana.

"Ey, mira que siempre te lo digo, pero..."

"Que no entre aquí como si nada. ¿Es eso?"

La chica de negro que tengo delante es Marisa Kirisame. Una maga con una peculiar forma de hablar. Se lleva muy bien con Reimu. Es una visitante frecuente de la tienda, pero nunca puedo decir si viene por negocios o no.

"¿Qué te trae hoy por aquí, Marisa?"

"No pillo nada de este libro. ¡Uh! No es que venga por nada, solo es que no tenía nada que hacer."

No tenía nada que hacer, ¿eh? Mientras lo decía se sacudió el polvo en una vasija que tengo en venta y se sentó en ella.

"Ese es el duodécimo volumen de la colección, el resto están apilados allí. No podrás entenderlo hasta que no leas los anteriores volúmenes."

"Oh, ¿El Futuro de los Ordenadores de Modelo No Neumann³? Tío, no puedo imaginarme de qué va esta cosa solo por el título."

"Es un libro de hechizos del mundo exterior. Seguramente no te interesaría, pero a mí sí."

"Humm, hechizos del mundo exterior... ¿Qué tipo de magia es, Kourin?"

"Aún estoy en mitad de la lectura, pero... Ellos usan unos familiares para calcular llamados "ordenadores" y hacen exactamente lo que les ordenas. Por supuesto, está claro que son shikigamis, pero no estoy muy seguro de qué tipo de poder usan."

"Mmmh, shikigamis... ¿Eh? Oye, ¿no son esas las cosas de Reimu? ¿Está aquí?

O bien Marisa no estaba interesada en los shikigamis o solo quería cambiar de tema. Le conté los detalles sobre la llegada de Reimu. Dije "Eres igual que Reimu" y hablé sobre algún tema de relleno mientras ella revolvía las pertenencias de Reimu, entre ellas sacó tres libros.

Me sentí un poco sorprendido. Esos libros son parte de la misma serie que los otros doce tomos que tengo ahí. ¿Por qué los tendría Reimu...?

"¿Hum? ¿Te interesan estos libros? Conociendo a Reimu seguro que pensó algo como "Parecía muy importante para ese youkai así que me los llevo" o algo así."

Con los doce volúmenes que poseo y estos tres volúmenes hacen un total de quince. No cabe la menor duda de que la colección es de quince volúmenes. Después de todo, los shikigamis del mundo exterior son iguales que los de Gensokyo. Para los ordenadores, F representa al 15 y F también representa el valor de máxima capacidad. Está escrito que cuando todo llega a F, el valor máximo se mantiene.4

Creo que es natural que el 15 tenga poder. Desde tiempos ancestrales, en este país el 15 significa perfección. Por esa misma razón la luna llena también se la conoce como la decimoquinta noche. Los ordenadores deben de ser familiares que resultaron de las ideas del Este y de la belleza de la Luna.

Marisa me preguntó en qué estaba pensando mientras alineaba los tres libros.

Gracias a las despreocupadas acciones de Marisa me di cuenta de algo más. Cuando se alineaban, los números de los libros "13", "14" y "15" conformaban 131415. Si eliminamos el primer 1... Entonces tendremos como resultado el número que representa un círculo perfecto, "3,1415". Esto también significa luna llena, y esto confirma mi teoría de que los familiares del mundo exterior emplean este poder.
 
 [Imagen: a7ZcEdJ.jpg]

Quería investigar en mayor profundidad a los shikigamis del mundo exterior, pero para hacerlo necesitaría esos libros.

"...Kourin. ¿Estás pensando en negociar con Reimu? Olvídalo, su concepto de valor es completamente distinto al del resto."

Efectivamente, Reimu está demasiado desconectada de este mundo. Las condiciones para un intercambio ordinario no bastarían con ella. Sin embargo, aún soy capaz de llegar a un acuerdo con Reimu ya que tengo una idea aproximada de lo que le podría interesar.

Fue entonces cuando oí los pasos de regreso de la propietaria de los libros.

Continuará...  

Notas de traducción

1. El emperador Jinmu fue el primer emperador de Japón y el fundador de la nación. Esta expresión se refiere a que si Reimu seguía divagando acabarían hablando del origen de Japón.

2. Sae no Kami es un Chimata no Kami, un conjunto de deidades guardianes de los viajeros. Son protectores de plagas, epidemias y espíritus malignos. Suelen colocarse en carreteras y bifurcaciones, aunque también se pueden encontrar en las entradas de las aldeas, como sería en este caso.

3. La Arquitectura o Modelo de von Neumann es la arquitectura de computadoras en la que se basaron las primeras generaciones de ordenadores. El libro en el que Rinnosuke está interesado seguramente habla de la arquitectura Harvard que es la arquitectura que se emplea en la mayoría de los ordenadores actuales.

4. En este punto Rinnosuke se refiere al sistema hexadecimal donde las cifras comprenden del 0 al 9 como en el decimal, pero después de pasar del 9 siguen las letras de la A a la F que tendría el valor de 15. En hexadecimal el 10 equivaldría a 16 en decimal.
#2
27 Dec 18 Mandrake
¡Buenísimo! ¡Se agradece todo el esfuerzo!

La verdad no caía de qué se trataba lo que conversaban con @Fpt_leyenda (de paso lo menciono así lo ve más fácil) y ahora lo capto mejor. Solo sabía que era de Touhou xD

¡100% entendible de la otra punta del mundo y sin inconvenientes de dialectos!

Y muy bueno el agregado de las notas finales. Siempre hay algo interesante para aprender ^^
#3
31 Dec 18 Angelivi
Los tres libros en posesión de Reimu, la sacerdotisa de Gensokyo, despertaron el alma coleccionista de Rinnosuke y planeó obtener esos libros mediante sus habilidades de negociación. Pero, en ese momento, la propietaria original de los libros aparece... 
¡La conclusión del Capítulo Uno, "La Sacerdotisa de Gensokyo y los Quince Fascinantes Volúmenes" comienza ahora!

 
LA SACERDOTISA DE GENSOKYO Y LOS QUINCE FASCINANTES VOLÚMENES (Segunda parte)
 
[Imagen: daBz6EA.jpg]
"Gracias por esperar. Vaya, esta ropa es demasiado grande. Es difícil caminar con esto."

Reimu expresó su disgusto mientras volvía. Bueno, al fin y al cabo es mi ropa así que no podía quedarle bien. Hay una significativa diferencia de tamaño entre nosotros dos, pero fue ella quien cogió mi ropa sin consultar.

"¿Oh? Si también está Marisa. ¿Qué haces en un sitio como este?"

"Eso debería decir yo. Acabo de llegar para ver si había alguna cosilla nueva, como buena cliente que soy."

"Reimu, esto es una tienda. ¿Te importaría no tratarlo de "un lugar como este"?"

"Pero siempre que he venido jamás he visto un solo cliente. La ubicación tampoco es que sea la mejor."

Empecé a leer el libro que estaba leyendo en cuanto Marisa me lo devolvió, "Pensaba que acababa de decir que soy un cliente". Reimu se dirigió a una de las alacenas, sacó una tetera y comenzó a prepararse té como si estuviera en su casa. Las dos hacen lo que quieren, como siempre. Ni siquiera se pueden considerar clientes.
 
 [Imagen: kLl5txf.jpg]

Mientras echaba un vistazo a los libros de Reimu, pensé para mí mismo que lo mejor sería hacer como que no me he fijado en ellos para poder conseguirlos después.

"De todas formas, me encargaré de remendar tu ropa. Pero no creas que lo haré gratis, ¿entendido?"

Sin dirigirme la mirada, Reimu me preguntó, "¿Por qué?".

"¿Por qué? ¿Estás bromeando? Un negocio, como entenderás, requiere de clientes para pagar una compensación adecuada por los servicios prestados."

"Eso ya lo sé. Pago a los tenderos cuando hago mis compras normales. Lo mismo ocurre con mi templo. Los deseos son garantizados a cambio de ofrecer donaciones."

"¿Quieres decir que yo no soy "normal"?"

"No estás interesado en el dinero, ¿verdad?"

"¿Cuándo he dicho eso? No decidas esas cosas por ti misma."

"Bueno, es que como nunca pides dinero."

"¿Pero qué estás diciendo? Las facturas de todos tus pedidos y todo lo que te has llevado siguen estando a tu cuenta."

Mientras ella servía el té en una taza, ella respondió.

"Eso es porque nunca llevo dinero cuando salgo. Pero eso no quiere decir que no tenga en casa."

"Porque nadie dona en tu templo, ¿eh? Tal vez no garantice ningún deseo sin importar cuánto reces."

"Oh, ya veo. Ahora que lo dices, ¿no estabas interesado en estos libros?"

Reimu dejó su taza de té, se sentó a mi lado y empezó a sacar los libros que muy pronto serían míos.

"... Reimu, esos libros no son suficientes para pagar tu deuda."

"Parecían muy importantes para la youkai que exterminé. Seguro que valen algo."

Marisa me miró con una expresión que decía "Ya te lo dije". Estaba a punto de soltar una risa por eso, pero me contuve.

"Bien, déjame que les eche un ojo... Hum, ya veo. Están bien hecho, pero parecen nuevos. Cuando se trata de estas cosas, las antigüedades son mucho más valiosas. Después de todo no tienen nada de especial. Probablemente serían algo que un youkai no ve muy a menudo, supongo que me los llevaré."

"Entonces estos libros por mi deuda suena a un trato justo", dijo con una sonrisa satisfactoria.

Ella sigue sin escuchar a los demás y no entiende que cada cosa tiene un valor, un precio. Para ella, el dinero no es nada más que un poco de papel o metal. Sin embargo, debe de haberse dado cuenta de que quería esos libros. En cualquier caso...

"De acuerdo entonces. Aceptaré esos tres libros."

"¿Uh? ¿Los tres?"

"Uno por remendar tus ropas. Otro por el alquiler del atuendo que llevas ahora mismo. Y el último por..."

"Eh, espera un segundo. ¿Y qué hay de la deuda?"

"Oye, ¿exactamente cuánto piensas que debes? No es demasiado, pero no puedes cubrirlo todo con tan solo esos libros."

Era la verdad. Reimu se lleva las cosas de la tienda y me pide el mantenimiento de su ropa y sus herramientas. Incluso estuve preparando su gohei¹.

"Uh, no queda más remedio. Está bien, lo que quede de la deuda seguirá pendiente."

Miré a través de la ventana. Es cierto, desde esta mañana tenía un mal presentimiento.

"Además, ¡el último libro será por las reparaciones de la puerta!"

Pon, pon. ¡Bam!

El sonido de la puerta de la tienda abriéndose violentamente retumbó con fuerza. No valía la pena tanto alboroto por un libro...

"¡Sé que la chica de rojo está aquí! ¡Se ha llevado mis libros!"

En la puerta permanecía una pequeña niña furiosa, o al menos eso parecía. Su ropa estaba hecha jirones, debía de ser ella a quien Reimu se refería sobre haber exterminado a alguien recientemente.
 
[Imagen: OLN65CM.jpg]
 
"Cielos, eres persistente. ¡Ya te he derrotado así que sé una buena youkai y vuelve a tu bosque!"

"¿Eh? No estás de rojo."

"Hoy voy de azul."

"¡Sólo devuélveme mis libros!"

"Por mucho que me lo digas, ya no puedo hacer nada. No los tengo, déjalo."

"Qué cruel... ¿¡Y dónde se supone que están!?"

Ahora son míos, y por supuesto, no tengo intención de devolverlos. No puedo hacer nada por ellas. Las chicas me dijeron que "Es asombroso que haya sido capaz de vivir así durante tanto tiempo", pero yo creo que es algo normal, después de todo he vivido "varias veces" el tiempo que llevan ellas viviendo. Le eché a Reimu una mirada acusadora.

"... ¡Ey, Marisa! Pareces muy aburrida."

"¿Uh? ¿Qué de qué? Tú te lo guisas, tú te lo comes. A mí no me metas."

"No puedo moverme bien con estas ropas. No es una gran oponente, puedes encargarte de ella, Marisa... Pero ten cuidado con los ataques por la espalda."

"¿Me estás diciendo que ese youkai tiene que desquitarse conmigo? Caray, Reimu..."

Marisa saltó de la vasija y se dirigió hacia la niña con un aparente buen humor.

"Ponlo en mi cuenta."

Por supuesto, nunca he visto a Reimu darle dinero a Marisa.

"Aquí estoy. La de rojo se rinde. Su madre toma el relevo."

"... ¿Cómo que eres su madre? ¡Es imposible!"

"Ella es adoptada."

Reimu volvió a su asiento y comenzó a tomar té.

"Si vais a luchar, salid fuera de la tienda. Como rompáis algo saldrá de vuestro bolsillo."

Marisa dijo "Sí, sí, lo sé" y empujó al youkai al exterior.

"De todas formas, Kourin, me alegro de que tengas tus quince volúmenes."

Sorprendido, miré a Marisa. No recuerdo haberle dicho nada de que era un set de quince volúmenes.

"¿Por qué dices que son quince?"

Marisa me lanzó el libro que estaba sujetando.

"Mira en la parte de atrás."

Giré el libro y lo abrí por la contraportada. Con letra pequeña estaba impreso "Set de 15 Volúmenes".



Está nevando afuera. Si no reparo la puerta pronto, va a ser muy incómodo estar aquí.

"En serio, Reimu. Cada vez que vienes aquí nunca pasa nada bueno."

"La tienda en sí misma no tiene nada bueno. Toma, un poco de té."

Me senté junto a ella y tomé el té. Tenía un aroma extremadamente placentero.

"Ah, este té. Usaste las hojas de la estantería de atrás, ¿cierto?"

Y yo que pensaba que era té del que Reimu había comprado.

"Era el que mejor olor tenía."

"Era mi alijo del mejor té que tengo. Lo estaba reservando para una ocasión especial..."

"Oh, ¿es que habrá una mejor ocasión que esta?"

Reimu estaba completamente relajada y alegre. El sonido de la diversión y las risas de Marisa y los llantos de su oponente youkai se oían de fondo.

Esto es lo normal. No considero estos días como algo especial.

"Rinnosuke, no vas a vender esos libros, ¿verdad? Tu mercancía no ha cambiado en absoluto."

La mayoría de los artículos que poseo forman parte de mi colección. Ciertamente no las dejaría ir tan fácilmente.

"No, no todo es mercancía."

... Quizás no esté hecho para ser un mercader.
 
FIN DEL CAPÍTULO 1

Notas de traducción

1. El gohei es una herramienta usada por las sacerdotisas sintoístas para bendecir, purificar o exorcizar youkais y espíritus malvados. Es una varita de madera del que cuelgan dos serpentinas de papel llamadas shide. Esta es el arma predilecta de Reimu junto con sus dos orbes Yin-Yang.

Nota adicional. Aunque jamás se le dio un nombre oficial, la youkai que aparece en este capítulo recibió por parte de los fans el nombre de Tokiko, que significa "Chica pájaro".
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#4
31 Dec 18
Primera vez que leo de Tokiko y por lo que reviso parece que no hay mucha info de ella.
Pobre, otra víctima de los protagonistas xD

¡Muchas gracias por la traducción!
#5
31 Dec 18
Tokiko no es un personaje muy conocido, de hecho SOLO aparece en esta novela (y creo que solo en este capítulo). No aparece en ningún juego oficial, ni siquiera en spin-offs. Sí aparece en juegos doujin, pero Tokiko por desgracia no tiene mucha relevancia en Gensokyo.

No tengo mucho tiempo últimamente, pero intentaré traducir poco a poco todos los capítulos de Curiosities of Lotus Asia. Y quién sabe, quizás este sea el comienzo de un largo camino de traducciones...
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#6
03 Jan 19
Marisa visitó el Kourindou cargando uno de los bellos ibis crestados que se han estado multiplicando últimamente por Gensokyo. Tras atraparlo cerca del Templo Hakurei, Marisa planeó cocinarlo y comérselo con Reimu.  En el ahora animado Kourindou, su propietario Rinnosuke estaba inmerso en sus pensamientos cavilando la razón por la que los ibis estaban incrementando...

¡Este es el Capítulo 2 de una historia original basada en la serie de Touhou!
 
AVE FANTÁSTICA
 
[Imagen: h9bixd7.jpg]

"¡Ey, Kourin! ¿Qué hay? ¡Hoy toca nuestro estofado tradicional!"

Gritó mientras abría la puerta. Hasta donde yo sé, hoy es el Día de la Protección de Animales¹.

"Oh, ¿eres tú, Marisa? ¿Qué es eso de venir aquí como si nada y aclamar que hoy es el "Día del Estofado"?"

Marisa me enseñó lo que tenía en su mano derecha, y ahí estaba, un flácido y rojiblanco bulto...

Próximo a la Aldea de los Humanos en Gensokyo está el Bosque de la Magia, y cerca de este bosque está mi tienda, el Kourindou. Dicho de otra forma, está a mitad de camino del lugar donde viven los humanos y del lugar donde viven los youkais. Pensaba que aquí podría hacer negocios tanto con humanos como con youkais, pero la verdad es que casi nunca tengo clientes de ningún tipo, aunque...

"¿Eso no es un ibis crestado²? ¿Cómo es que lo tienes?"

“Sip, lo pillé en el templo. Reimu está preparando sus cosas para el estofado, así que llegará tarde."

“¿Y por qué decidisteis quedar en mi tienda? En ningún momento me habéis preguntado."

“¿Pero qué dices? ¡Con esto tendremos una carne exquisita! Claro, se ve un poco mustio, pero..."
 
 [Imagen: 8afJdIh.jpg]

El ibis crestado. Cada año han estado apareciendo más y más de estos pájaros en Gensokyo. ¿De dónde vendrán? Allá donde mires en el cielo, estará teñido por sus colores. Por suerte su carne sabe muy bien, a pesar del lamentable aspecto. El estofado también acabará teñido por los colores del ibis, un rojo casi escarlata. No es el ejemplo más apropiado, pero sería como un estofado de humano hecho por un vampiro.

"Bien, creo que lo entiendo, ¿pero por qué estofado así de repente?"

“¿No es obvio? Los días fríos están hechos para comer estofado."

"Bueno, encontré el ibis de chiripa, aunque estaba algo más vivo hasta hace nada." Marisa continuó parloteando mientras invadía la cocina.

Gensokyo es, literalmente, un lugar donde moran las criaturas fantásticas³.  En algún momento, la gente del Mundo Exterior definió a las "criaturas fantásticas" como meras "criaturas imaginarias". Pero, por supuesto, las criaturas fantásticas y las ilusorias son muy distintas. Una criatura imaginaria no es más que otro nombre para un delirio, un malentendido o una interpretación errónea. Por otro lado, una criatura fantástica es un ser que solo puede ser encontrado en Gensokyo. No hace falta decir que tanto Marisa como yo también somos criaturas fantásticas.

Sin embargo, el motivo de la repentina proliferación de los ibis crestados es algo que aún no logro comprender. ¿Podría ser que los ibis se han convertido en "aves fantásticas"? Sería algo impensable para el Mundo Exterior que conozco, pero como dije una vez, ha pasado mucho tiempo desde entonces. Por mucho que intente imaginarme el Mundo Exterior a partir de la literatura y los recuerdos antiguos, no serían más que imaginaciones. Una conjetura plagada de imaginaciones no es más que una ilusión. Las imaginaciones las clasifico en Ilusión, Delirio, Predicción, Suposición y Fantasía.

"¡Siento haceros esperar! Ya está Marisa, ¿verdad?"

"... En realidad no estaba esperando. ¿Cómo podría esperaros cuando aparecéis tan repentinamente?"

“Vaya, pues claro que íbamos a venir repentinamente. Pero tú tendrías que estar esperando todo el tiempo. ¿No funcionan así las tiendas?"

Reimu llegó tal como Marisa dijo. Traía varias bolsas. Ingredientes para el estofado, supongo.

"¡Ey, Reimu! ¡Ya está bien de tanta espera! ¡Pongámonos manos a la obra con ese estofado!"

Marisa extendió los brazos, con una expresión de "Venga, ¡pásamelo!".

"Sí, lo he traído todo."

"¿Eh? Esto es miso rojo4. ¿Quién te dijo que trajeras miso rojo?"

“No necesito que me lo digan. ¡El miso rojo es la elección más obvia para el caldo de ibis!"

“¡Ey, ey! ¡Para el carro! El estofado ya es rojo de por sí, lo que tendríamos que usar es miso blanco. ¿Poner miso rojo en un caldo rojo? ¿Es que eres comunista o algo así?"

"No es como si te lo fueras a comer solo por el color. Ya que la carne de ibis es roja no debería importarte, ¿verdad?  ¿Y por qué miso blanco? No estamos en las Guerras Genpei5."

Las dos seguían discutiendo por los condimentos, pero yo no estaba escuchando. Sin ningún cuidado, Marisa estaba agarrando al ibis por el pescuezo y cada vez que lo sacudía graznaba. De alguna extraña forma parecía como si el ibis le estuviera dando la razón. Seguro que Marisa lo hacía a propósito.

¿No le pones beni-shoga6 al tonkotsu7? ¿Acaso se lo pondrías al ramen de miso?"

"¿Y el curry no va bien con un poco de fukujinzuke8? Conociéndote, seguro que lo echas en los guisos."
 
 [Imagen: XnqiAVA.jpg]

"¡Poner algo rojo en medio de algo blanco es la esencia del alma japonesa!"

“Yo ya soy bastante rojiblanca. ¿Y tú en qué parte tienes el alma japonesa, Marisa? ¿Sabes si quiera lo que es el "Wabi-sabi"9?"

"Seguro que ni tú lo sabes."

“Por supuesto que no."

“Da igual, no vamos a hacer el estofado como dices."

"¿No eras tú la que vino con la idea de hacer un estofado? No podemos comernos el ibis crudo."

“¿Así que es eso? De acuerdo, entonces decidámoslo ahora."

“¿Nos enfrentamos?"

“Claro, eso también podría funcionar. ¿Vamos?"

Al final parece que decidieron zanjar el asunto con un duelo de danmaku sin pedir mi opinión (incluso después de venir a mi tienda sin invitación). Las reglas eran un uno contra uno siguiendo las reglas de las Spellcards. Si Reimu ganaba, el estofado se haría a su manera; si ganaba Marisa, no le quedaría más remedio que ir a comprar miso blanco. No les importaba que tuviese miso blanco en mi local, parecía que estaban disfrutando así que las dejé estar. Y hablando de eso, lo cierto es que sé cuál es la mejor forma de cocinar un ibis crestado...

"Marisa, ¿qué os tengo dicho?"

“Si vais a pelear, salid fuera. ¿Me equivoco?"

“Más importante que eso, ¿podrías ir preparando el pájaro por Marisa, Rinnosuke?"

Sus objetivos habían cambiado por completo. Daba igual el resultado, me temo que se lo comerían igualmente mientras fuese yo quien lo cocinase. Podría pensar fácilmente que toda esta escena había sido planeada desde el principio, puesto que siempre siguen el mismo patrón. Esas dos están enfrentándose constantemente para decidir hasta la cosa más absurda. Y lo más importante, últimamente han estado usando ataques con un montón de proyectiles. Es extremadamente brillante, podría ser malo para los ojos.

Sus duelos siempre son un estudio en contraste. Frente a la impulsividad de Marisa, Reimu (ya sea adrede o por su naturaleza) lucha con un estilo más sereno. Los duelos suelen acabar con la victoria de Reimu, pero Marisa no siempre pierde. Es solo que Marisa ataca con todas sus habilidades de golpe, mientras que Reimu parece estar hecha de aire. Es como intentar darle a una pluma en el aire. En cualquier caso, cuando miras a Reimu en pleno combate da la sensación de que no es de nuestro mundo. Es una sensación que me cuesta comprender.

"¡Ey, eso ha sido peligroso! ¿Qué habría pasado si me hubiera golpeado, Marisa? Dioses..."

“¡Oh, vamos! ¿Por qué no te ha dado?"

“Tus balas me evitan por su propia voluntad. ¡Qué amable de su parte!"

“Van en línea recta..."

Aún podía oír sus voces, decidí ir a ver cómo iban. Reimu parecía estar teletransportándose por momentos y sus balas volaban como si estuvieran siendo guiadas hacia direcciones imposibles. Era un poco injusto.

Bueno, esto pinta bien, las piezas de ibis se ven muy apetitosas; nunca había visto nada igual. Respecto a eso, Marisa dijo algo que me molestó...

"Sentimos la tardanza, ya hemos tomado una decisión."

“Sí, siempre me hacéis esperar igual. Ya he hecho el estofado. Con miso rojo, como suponía."

“Grrr... ¿Ya has preparado el estofado? ¿Y si hubiese ganado yo qué habría pasado, Kourin?"

“Que te habría hecho comer un ibis cocinado de la mejor manera."

El Templo Hakurei está ubicado en el límite de Gensokyo. Y por límite no solo me refiero en el sentido físico. Hay un límite entre el Mundo Exterior y Gensokyo. Por esa razón, el Templo Hakurei no es completamente un "lugar fantástico". Marisa dijo que había capturado al ibis en el templo. De hecho, es probable que ese ibis proceda del Mundo Exterior. De ser así, los ibis crestados aún no son Aves Fantásticas. Ahora me siento más aliviado.
 
FIN DEL CAPÍTULO 2

Notas de traducción

1. El Día de la Protección de Animales es el 4 de Octubre, pero supongo que tan solo era un dato anecdótico. 

2. El ibis crestado (Nipponia Nippon) es un ave en peligro de extinción que se alimenta de arroz. El último ibis crestado salvaje en japón murió el Octubre de 2003, quedando únicamente la población de la provincia china Shaanxi hasta 2008 que se reintroduciría en Japón. Actualmente se pueden encontrar ibis crestados en Japón en la isla de Sado. Y ahora también en Gensokyo.

3. Gensokyo significa literalmente "Tierra de la Fantasía".

4. El miso es un popular condimento japonés hecho con semillas de soja, cereales y sal marina fermentada con hongo koji. Según el tiempo de fermentación se pueden obtener cuatro tipos de miso: el miso blanco, rojo, amarillo y el más intenso, el hatchomiso.

5. Las Guerras Genpei fueron unos importantes conflictos civiles entre los clanes Taira y Minamoto sucedidos a finales de la Era Heian, entre los años 1180 y 1185. La victoria del clan Minamoto dio lugar al primer shogunato y, con ello, el comienzo de la Era Kamakura. Sería el equivalente a nuestro paso de la Edad Antigua a la Edad Media. Así mismo, este conflicto marcaría los colores blanco y rojo (que representaban a ambos clanes) como los colores nacionales.

6. El Beni-Shoga es un encurtido japonés hecho a partir de jengibre cortado en delgadas tiras que se puede encontrar en muchos platos japoneses, como el yakisoba.

7. El Tonkotsu son tiras de cerdo, empleado principalmente para el ramen (Ramen Tonkotsu).

8. El Fukujinzuke es otro encurtido japonés compuesto de varias verduras picadas como el pepino, la berenjena, el daikon o la raíz de loto, sazonado con salsa de soja.

9. El Wabi-sabi es un término de estética japonesa que describe la visión estática basada en la "belleza de la imperfección". Posee rasgos rurales y naturales, combina el minimalismo con la calidez de los elementos naturales. Por supuesto, yo tampoco lo sabía.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#7
04 Jan 19
¡Genial trabajo como siempre!

Qué raro estas dos chicas peleándose... xD
Los diálogos entre ellas me trajeron recuerdos del relato de la bicicleta <3

¡Gracias!
#8
04 Jan 19
(04 Jan 19)Mandrake escribió: ¡Genial trabajo como siempre!

Qué raro estas dos chicas peleándose... xD
Los diálogos entre ellas me trajeron recuerdos del relato de la bicicleta <3

¡Gracias!

Eso es porque hice los diálogos como se haría en una historia típica de Gensokyo, todo es así de estrafalario jajajaja.
Tengo que reconocer que traducir este capítulo fue todo un desafío, tanto las notas de traducción como el breve soliloquio sobre lo que son las criaturas fantásticas me dieron bastantes problemas. ¡Me complace saber que mi esfuerzo está valiendo la pena!

Nos vemos en el siguiente capítulo. ^-^
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#9
07 Jan 19 Angelivi
Hoy ha llegado un cliente inusual al Kourindou. Su nombre es Sakuya Izayoi, una sirvienta de cierta mansión. Su petición fue “El par perfecto de tazas de té”. Rinnosuke cumplió esta complicada petición, pero el set de tazas de té que eligió estaba trágicamente hecho añicos…
¡Nuevos personajes debutan en la primera parte del Capítulo 4 de esta historia original basada en la serie de Touhou!
 
LA ELEGANTE Y PERFECTA HORA DEL TÉ (Primera parte)
[Imagen: XwYzJDD.jpg]
 
Mi estufa del Mundo Exterior ha estado haciendo ruidos raros. Tiene algunas palancas que no entiendo del todo, pero ya que las usé y no pasó nada, la estoy usando a mi manera. Últimamente, la potencia del fuego llega a veces a ser demasiado fuerte, así que se ha vuelto un poco peligrosa.

Hablando de fuego, en los últimos días ha habido un incremento de cremaciones por Gensokyo. Hasta ahora casi nunca se habían usado las cremaciones para tratar con los restos de un cadáver humano –bueno, eso es porque probablemente acababan siendo comida para youkais–. Tal vez se deba a que los youkais están intentando comportarse de forma más civilizada, por eso aquellos que comían carne en descomposición han empezado a disminuir hace poco. Si lo miramos desde el punto de vista de los humanos de Gensokyo, no se pueden dejar esos restos simplemente abandonados, por motivos sanitarios y espirituales, así que parece que no queda más remedio que incinerarlos.

Por otro lado, ¿esta práctica no reduciría las oportunidades de que naciese un nuevo youkai?... No es muy habitual que un humano se convierta en un ser inhumano, y de ser así la mayoría de las veces lo hacen después de morir. Si los cadáveres son incinerados, sería más difícil convertirse en un Jiang Shi1, en un Vampiro o en otros seres similares.

Bueno, puede que sea algo bueno. Y, visto de otra forma, hay veces que los youkais nacen de las cenizas. Los fantasmas, en especial, tienden a crearse así. Y ahora que lo menciono, parece que ha habido también un incremento de fantasmas en Gensokyo. Puede que sea a causa de las incineraciones, o puede que no… Sin embargo, estos nuevos fantasmas son bastante alegres y divertidos. Después de todo, los fantasmas son para Gensokyo los…

Toc, toc.

Ha llegado alguien, dudé en decir “Bienvenido”. Normalmente es el visitante quien empieza la estrepitosa charla, pero eso es porque normalmente no resultan ser clientes.

“¿Hay alguien aquí?”

“¿Hum? Oh, ¡bienvenida! ¿Qué puedo hacer por usted?”

“Estoy buscando un tipo concreto de tazas de té. ¿Es posible que tengas alguna?”

Ante mí había una chica con aspecto de sirvienta (aunque no sea muy habitual, ¡SÍ que tengo clientes!). Mis expectativas eran realmente bajas, pero eso es porque solo tengo un tipo de expectativa: si aparece un cliente siempre ocurrirá algo malo.

“Sí, por supuesto. ¿Qué tipo de taza le gustaría?”

“Una pequeñita, bonita, blanca… Verá, la taza que estoy buscando tiene que combinar bien con las bebidas oscuras y tiene que ser ligera. Pero lo más importante es su forma, tendría que ser un poco compleja… Bueno, eso ya lo decidiré cuando la vea. Ah, y necesitaría un par.

“Ehh, ya veo…”

Es una petición complicada. Casi parece como un examen para sacarse el certificado de Experto en Tazas. Va a ser un problema un poco difícil. Resolverlo mientras intento recordar dónde dejé las tazas entre todos los montones de cacharros no va a ser nada fácil.

“…Bien, tengo todo tipo de tazas. Es para té negro, ¿cierto?”

“Bueno, es del mismo estilo que una taza para el té negro.”

“Las tazas para el té negro deben de estar por aquí, creo…”

El té negro y el café son los mayores lujos de Gensokyo. Se sabe que los youkais que se dejan caer por aquí traen consigo la cultura de países extranjeros y demás cosas como herramientas y libros. Aun cuando Gensokyo está aislada como territorio, en espíritu es muy internacional.

Bien, acabo de encontrar un antiguo estuche. Estoy seguro de que en este estuche había dos tazas que me gustaban.”

“¡Aquí tiene! Espero que sean de su agra…”

Me quedé atónito nada más abrirlo. No era exactamente el aspecto que esperaba ver. Había una taza y algo que una vez fue una taza rota en mil pedazos… Sí, una de mis tazas favoritas estaba cruelmente despedazada.

“¿A ver?”

“Ehm, no, deme un segundo.”

A pesar de mi decepción, noté que había un trozo de papel dentro del estuche. ¿Qué podría ser? Fui a coger el papel, pero…

“Hmmm, parece la letra de Marisa, ¿verdad? ¿”Lo siento”? ¿Qué quiere decir?”

“!?”

¿Qué acaba de ocurrir? ¿Por qué no tenía el papel en mis manos? Dije, “¿Por qué?”. Esta chica me lo había quitado antes de que pudiese darme cuenta.

“Tome, aquí lo tiene.”
 
 [Imagen: otjh8ac.jpg]
    
Miré el papel que me tendía. Lo único que tenía escrito era un “Lo siento”. … Esa Marisa, ¿qué tendría que hacer con ella la próxima vez que venga?

Rápidamente me recuperé de mi confusión. No debería preocuparme tanto de las cosas que no entiendo, si lo hicieses no podrías vivir en Gensokyo.

“Sí, son exactamente como pedí. Me encantan. ¿Puedo llevármelas?”

Retiro lo dicho, sigo confuso. ¿De verdad le gusta la taza rota?

“¿Eh? ¿S-seguro? Bueno, es mi favorita… pero no es que sea precisamente normal.”

Era pequeña, lo más pequeña posible (porque estaba hecha añicos), y no era muy pesada. Se ajusta al pedido.

“Son tan bonitas, y se verán de maravilla con el té negro. Son exactamente como lo desea mi Señora.”

Sí, pero podrías cortarte si la tocas…

Toc, toc, toc.

“¡Ey! Sakuya, ¿estás ahí?”

Esta vez no me equivoqué. Es habitual que el ajetreo comience en menos de tres segundos desde el momento en el que se abre la puerta. Y, por supuesto, la chica de rojo no era un cliente.

“Vaya, pero si es Reimu. ¿Cuándo volviste al templo? También has traído a la Señora.”

“¿A quién le importa cuándo regresé? ¿¡Qué es eso de entrar al templo cuando no hay nadie!? Y lo peor de todo es que te dejaste allí a esta haciendo vete tú a saber qué.”
 
[Imagen: 1WbAqJf.jpg] 

“No hemos hecho nada. No había ninguna taza de té adecuada en el templo, así que no pudimos tener una hora del té en condiciones.”

“¡No trato con gente que entra por su cuenta a la casa de los demás para beberse su té!”

Parece que entrar en la casa de otros sin consentimiento se está convirtiendo en una tradición entre las chicas de Gensokyo.

Por cierto, el nombre de la cliente es Sakuya. Y esta señorita que Reimu ha traído se llama Remilia. Sakuya es una sirvienta al servicio de Remilia, pero esta señorita, como se puede comprobar, es obviamente un vampiro. Por lo visto estaban tomando un paseo cuando decidieron hacer una parada en el templo.

“Incluso durante un paseo, la hora del té es indispensable. Con sus respectivas tazas, por supuesto.”

“Para empezar, Remilia, ¿por qué demonios estás paseando en mitad del día cuando eres un vampiro? ¿No tendrías que estar dentro de tu ataúd?”

“Todavía puedo seguir tomando el sol. Y por cierto, los ataúdes son para la gente que ha muerto. Parece que has tenido un malentendido.”

Aparentemente tomar el sol consiste en apreciar cómo los demás toman el sol.

“Como sea, ¿qué voy a hacer si se empieza a extender el rumor de que hay demonios en el templo?”

“No tienes que hacer nada. Igualmente tu caja de donaciones va a seguir vacía.”

“Pero eso es porque es un templo impío. ¿Verdad, mi Señora?”

“¡No lo llames impío!”

Probablemente soy el único de aquí que conoce los orígenes del Templo Hakurei. Iba a contarles cómo se podría restaurar el honor de Reimu, pero… no era importante, rechazaron mi opinión. Qué pena. 

“Oh, cierto, Sakuya. ¿Encontraste unas buenas tazas de té?”

“Sí, creo que sí. Son espléndidas.”

Y de nuevo volví a la confusión. ¿Qué voy a hacer con esta taza? Su pareja está rota.

“Tome, mi Señora. ¿Puede verlas?”

Sakuya abrió la tapa del estuche y lo bajó para que su señora pudiera verlas.

¿Por qué les vale una taza rota? Tal vez sea algún tipo de acertijo. Eso es, debe de haber algún significado tras la pareja rota. Por ejemplo, el té negro y los fragmentos de la taza podrían representar un lago de sangre y una montaña de astillas, lo que podría representar el Infierno… Para un diablo y su sirvienta, ¡tiene que ser eso!

No obstante, cuando Remilia vio las tazas, mostró una dudosa y turbada expresión en su cara. Era una reacción mucho más humana de lo que esperaba.


Continuará…


Notas de traducción
1.    Un Jiang-Shi es una criatura no muerta de la cultura china comparada muchas veces con los zombis y los vampiros. A diferencia del vampiro occidental, el Jiang-Shi tiene sus extremidades totalmente rígidas y se mueve dando brincos. En Gensokyo existe una Jiang Shi llamada Yoshika Miyako, pero en este punto de la historia aún no había llegado a Gensokyo.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#10
08 Jan 19 Mandrake
Hasta ahora no le había dado mucha atención a las imágenes, pero en este capítulo en especial me llamó el diseño de los personajes. Les noto algo del Legend of Mana a Remilia y Sakuya xS

Mismo la reacción de Reimu me dio gracia, jaja.

A ver cómo sigue el asunto de las tazas.

¡Se agradece! ^^
Participantes:
Creado por:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)