Iniciar sesión Regístrate
Buscar Lista de Miembros Staff Logros

ÚLTIMA HORA

Tres Esferas [Accion/Aventura] 17 3 1604

Participantes:
Creado por:
#11
06 Aug 17
no suelo leer tus fanfics , mas que nada por que no me llaman mucho la atencion ponerme a leer en la compu, pero quiero decirte que me parece que haces muy bien el trabajo ^^ sigue asi, y ojala todos siguietan tu ejemplo y no crearan mil temas para cada capitulo de sus historia.
[Imagen: S5srz5u.png]
[Imagen: n7arigator.png]
Don Ruge de la Grrr dijo:
Te otorgo hoy, Ari de GRRRRRRRRRRRRRRRRR, oficialmente, y de forma precoz, el poder absoluto sexual.
Esto quiere decir, que desde ahora y pa' delante, te haces una Esperanza Gomez mexicana. Cualquier hombre caerá a tus pies o caerá de chones si preferís tú clavarles algo. Este poder dura solo hasta la media noche y/o hasta agotar stock. Agitese antes de usar. No aplicar directamente a los ojos.

[Imagen: ?url=i.picasion.com%2Fpic59%2F9d1ee21ec4...30f162.gif][Imagen: 3cOSb1Q.png]
gracias a Rey Lince
#12
19 Aug 17

P.D: Bueno aqui dejo el siguiente capitulo espero que os guste y muchas gracias a todos y es cierto es mas facil llevar los relatos en un solo post y no hacer uno para cada capitulo Guiño .
#13
02 Sep 17

P.D: Bueno aqui dejo otro capitulo espero que os guste muchas gracias a todos  Guiño .
#14
16 Sep 17

P.D: Bueno aqui os dejo el siguiente capitulo espero que os guste muchas gracias a todos Guiño .
#15
07 Oct 17
POLICIA COMPRADA

Ante aquella situación no sabia que hacer pero estaba convencida que no terminaría en casa si no en una tumba.

Mientras estaba mirando la situación y pensando en que hacer pude ver aquella neblina oscura pasearse por la parte del conductor.

─ Por aquí no se va a mi casa…¿A dónde me lleváis…?...─  cuestione a la vez que apretaba en la mano el arma.

─ Vaya que mala suerte…Te queríamos dar una sorpresa…─ respondió uno de los policías con sarcasmo mientras seguíamos avanzando por la carretera en dirección al puerto.

─ Os ha mandado Arthur…¿no?...─  pregunte asegurándome de quien le enviaba pero estaba segura que no me lo dirían,

─ Arthur….¿Quien es ese…?...─  cuestiono uno de ellos mientras casi se reía, podia verle la sonrisa en su rostro.

El automóvil siguió su curso y el paisaje fue cambiando lentamente podia notar como la temperatura bajaba, puesto que entraba una brisa bastante fresca por la ventana del conductor y olor a mar me llegaba al olfato ya estabamos cerca del puerto.

En cuanto estuvimos cerca de la entrada al puerto el vehiculo se detuvo y ambos bajaron de este y uno de ellos me abrió la puerta.

Pude ver perfectamente como se llevaba la mano a la parte de atrás para tomar el arma, era la oportunidad única para poder salir a toda prisa.

Me apresure apretando el arma en mis manos tenia la intención de dispararle, las imágenes se acumulaban en mi mente sobre las opciones que tenia sabia que no tenia que hacerlo pero si no lo hacia terminaría muerta.

─ Sal del auto…Vamos…─  dijo uno de ellos nada mas hacerlo pude ver que estabamos ante la entrada del puerto del ante de nosotros habia una verja que estaba cerrada y detrás de esta varios contenedores de colores.

─ ¿Qué piensas hacerme…?...─  pregunte con cierto miedo en la voz, casi sabiendo a la perfección lo que pretendían.

─ Escucha…solo queremos ese amuleto que tienes…dánoslo y podrás salir con vida de aquí así de simple…─  respondió el otro policía mientras sacaba el arma y le daba vueltas en su mano.

─ No tengo ningún amuleto…Además no se donde lo escondió mi padre…─  hable intentando convencerles pero sabia de sobra que no seria así.

─ Escucha que crees que somos tontos…El amuleto ya!...─  exclamo uno de ellos mientras sacaba el arma y la amartillaba.

─ Adelante hazlo…o lo haran ellos…─  dijo aquella voz volviéndome a tentar y llevaba razón aquellos tipos estaban dispuestos a matarme.

Pensé rápidamente como salir y no me quedaba otra oportunidad pero enseguida reflexione en que no debería matarlos si no herirlos lo suficiente para escapar.

Así que con un movimiento rápido me agache y con el arma ataque su pierna, con fuerza la atravesé con la navaja, enseguida escuche le grito del dolor de aquel tipo.

En ese momento corrí hacia los contenedores para esconderme mientras que el otro comenzaba a disparar podia escuchar como las balas rebotaban contra estos.

─ Maldita sea!...¿no dijiste que no tenia armas…?...─  pregunto uno de ellos mientras volvía a gruñir sacándose la navaja de la pierna.

Al momento me escondí entra los contenedores pensando que lo mismo podría transformarme y podría salir.

─ ¿Crees que podrás escapar…?...Esto solo confirma que tienes el amuleto…─ dijo uno de ellos alzando la voz.

Pensé que no se quedarían quietos si no que vendrían a buscarme y no podría estar todo el tiempo.

Metí la mano en el bolsillo y note el amuleto no tenia otra oportunidad si quería salir con vida.

Al sacarlo pude escuchar como susurros del amuleto que me estuvieran llamando para que me lo colocara.

No tuve mas opción me lo coloque en el pecho y pude sentir la transformación en todo el cuerpo, como aquello me llenaba de energía.

Enseguida podia escuchar todo lo que me rodeaba, pensé que la mejor manera seria ir por encima de los contenedores, para tener una mejor visión.

De un salto me encarame encima de estos y empecé a correr por ellos, pude ver enseguida que estaban moviéndose entre estos para encontrarme.

─ No podrás esconderte por siempre…─ dijo uno de ellos como si fuera una amenaza, enseguida pude notar como aquella presencia malévola estaba merodeando a mi alrededor.

Pero esta vez fue distinto puesto que la otra presencia también estaba conmigo, eso significaba que esta zona no era solamente una esfera de influencia.

─ Adelante hazlo mátalos…sabes de sobra que si no lo haces lo haran ellos…además son asesino no merecen la pena que sigan viviendo…seguro que han matado a los dos policías…─ hablo el diablo con voz tentadora y no le faltaba razón, estaba convencida de que lo habrían echo.

─ Una vida es preciosa…y no eres tu quien tiene el derecho a terminar con ella…─  halo una voz dulce y tentadora de tono femenino, sabia perfectamente que era el ángel que por primera vez aparecía.

Las voces se acumulaban en mi mente no sabia que hacer, mientras seguí caminando por encima de los containeres mirando que es lo que hacian.

─ Sal de donde estés, no leudes esconderte siempre…─  dijo uno de ellos de manera amenazante mientras seguia avanzando pro los pasillos de los containeres.

Decidí seguirlo por un momento cuando el tipo giro en uno de estos salte al suelo a una distancia prudente e intente acercarme todo lo que pude hasta casi a un metro de este.

Pero en ese momento este se giro apuntándome con el arma, la piel se me puso de gallina, podia sentir como el estomago se me encogía por unos instantes me quede mirando el canon del arma directamente pensando que aquel momento seria el ultimo.

─ Vaya, vaya…mira lo que nos ha traído el gato…─  hablo el tipo mientras me apuntaba y me sonría de forma malévola.

En ese momento no sabía que pensar tenia la mente en blanco ni siquiera escuchaba las voces que me habían estado tentando, es como si estuviera congelada.

─ ¿Dónde esta la chica…?...─  cuestiono el tipo mientras seguia apuntándome sin vacilar, viendo que no llegaba a responder amartillo el percutor dispuesto a dispararme.

─ Sabes…Me enviaron por el amuleto pero si puedo llevarte será todo un plus…─  dijo el tipo mientras retrocedía unos pasos para mantener algo de distancia.

 En cuanto lo hizo mi mente se desbloqueo y reaccione intentando aprender lo que me habia enseñado Joseph.

Por suerte puede golpear la mano que sostenía el arma tirándola lejos, el tipo sorprendido reacciono de inmediato sacando una navaja.

Rápidamente coloque la mano detrás y pude sentir el peso de un arma en mis manos, dando una voltereta lance un ataque intentando acertarle pero no hubo forma el tipo pudo mantener ola distancia.

Una ve que recupere el equilibrio mi mirada se fijo en su arma que estaba entre los dos.

─ Así que, no me lo vas a poner fácil…─ dijo el tipo y en cuento hubo acabado lanzo varios ataques moviendo la navaja.

Por suerte aquellos poderes que me otorgaba el amuleto me hacia mucho mas rápida que este y parecia como si sus ataques se realizara en cámara lenta.

Logré esquivarlos con facilidad y al momento le propine un corte en la muñeca haciéndole que retrocediera unos pasos debido al dolor.

─ ¿Quién te envía…?...¿por que queréis a esa chica…?...─  pregunte una vez tras otra aunque sabia perfectamente la respuesta quería tener pruebas.

─ A nosotros solo nos han contratado para secuestrar a esa chica…─  respondió aquel tipo sin proporcionar ninguna respuesta que me sirviera de algo.

en ese momento escuche unos pasos detrás de mi sabia a la perfección que era el otro compinche que intentaba pillarme por sorpresa.

─ ¿Quién te envía…?...─  volvi a repetir la pregunta con tono amenazador intentando hacer que hablara.

─ Nunca lo sabrás…─  dijo el otro tipo que estaba a mi espalda y pretendía sorprenderme casi al instante pude  escuchar como disparaba viendo que tenia que escapar, di un salto apoyando uno de los pies contra un container y el siguiente en otro saltando de uno a otro hasta llegar al techo.

Pero la mala suerte no me acompañaba puesto que el disparo llego a darle a su compañero.

─ Noooo!...─  dijo el tipo viendo que habia acertado a su compañero y este caía al suelo de rodillas tocándose la herida.

─ Joder!...Vale ya que hemos llegado hasta aquí…─  hablo el tipo mientras se palpaba la herida que estaba cubierta de sangre.

Aquellas palabras no me sonaron nada bien y menos aun cuando este saco un pequeño frasco que enseguida reconocí.

El miedo me atenazo de repente al ver que se lo bebió de un solo trago mientras me miraba con una mueca burlona y macabra al mismo tiempo.

─ ¿Pero que coño…?...─  dijo el otro tipo sorprendido viendo que el cuerpo de su compañero se retorcía cayendo al suelo mientras emitía gritos de dolor.

─ ¿Qué le has hecho…?...─  pregunto el tipo echándome la culpa de lo que le pasaba pero no podia creer lo que estaba pasando ni lo que habia echo.

Enseguida pude ver como su compañero me apuntaba y empezaba a disparar, por suerte pude retroceder a tiempo unos pasos y todas las balas impactaron sobre el container mientras escuchaba los gritos de aquella cosa en la que se habia convertido.

Una vez se hizo el silencio avance un poco para ver que es lo que pasaba, pude ver como su cue5rpo habia cambiado completamente transformándose en aquellas momias, esta sin embargo se lanzo de manera descontrolada gritando hacia su compañero este no pudo mas que apretar el gatillo varias veces hac8iendo que la momia se detuviera por unos instantes ante el impacto de las balas.

─ ¿Pero que demonios eres tu…?...─  cuestiono el tipo mientras retrocedía con miedo unos pasos y enseguida le lanzo la pistola viendo que no le hacia nada la criatura empezó a gritar con fuerza y moviéndose un poco logro atrapar a su compañero y comenzó a golpearlo.

Podia escuchar aquel pobre tipo gritar de agonía y dolor mientras podia ver como aquella cosa se deshacía en golpes con el pobre hombre, pasado unos momentos no volvi a escuchar nada.

Cuando la criatura se aparto solo pude ver un amasijo de carne ensangrentado y amorfo lleno de golpes, aquel pobre hombre habia terminado reducido a un amasijo de carne sanguinolento.

Casi llegue a vomitar, la criatura me grito con fuerza como si estuviera retándome, aquello me hizo salir de mis pensamientos y enseguida baje la mirada y pude ver sus puños que aun goteaban sangre de aquel pobre hombre.

Enseguida las voces que escuchaba desaparecieron de golpe, aunque tenia un gran medio en mi corazón no podia dejarla que vagara libremente por aquel lugar si no habrían mas heridos.

No hice mas que asentir y de un salto baje dispuesta a combatirlo, enseguida y sin esperar se lanzo contra mi gruñendo y golpeando a todo lo que estuviera a su alcance.

No pude mas que esquivar sus golpes uno de ellos estuvo cerca de acertarme, dando de pleno a uno de los containeres y en cuanto retiro el puño pude ver la marca que habia dejado.

Enseguida se escucho como aquello empezó a moverse peligrosamente en un momento mire hacia arriba y pude ver que las cajas estaban a punto de caerse solo le faltaba otro golpe mas.

Pensé en quedarme donde estaba y evitar los golpes todo lo que pudiera hasta que aquella cosa cediera y cayera encima del monstruo.

Viendo que no podia acertarme volvió a atacarme nuevamente lanzándome varios ataques por suerte ninguno de ellos logro impactarme pero otro acertó nuevamente en el mismo container haciendo que aquello se tambaleara.

Viendo que se caería de un salto salí de aquel lugar y casi seguidamente cayeron varios containeres encima de la criatura esta grito con fuerza.

Despues de eso solo hubo silencio, pude respirar tranquilamente viendo que todo habia acabado, pero tenia que llamar a la policía pero no sabia en quien podia confiar.

Me quite el medallón y toda aquella energía abandono mi cuerpo de golpe despues de eso lo guarde en el bolsillo y me acerque al coche patrulla para ver que habia pasado con los policías.

Cuando abrí el maletero para mi sorpresa solo habia un hombre que no habia visto en mi vida tenia varios disparos en el pecho y uno de ellos en la cabeza.

Cerré de inmediato el maletero llevándome la mano a la boca y casi vomitando pro lo que habia visto, tenia que llamar a la policía pero no sabia a quien contárselo, puesto que si los dos policías que me habían vigilado estaban comprados cualquiera podría estarlo.

Por mi mente paso el policía que llevaba mi caso esperando que no estuviera comprado, me acerque a la radio del coche y empecé girar el botón hasta que escuche voces.

─ Aquí central…unidad g56 responda por favor…─  dijo una voz femenina pidiendo respuesta

Tome el intercomunicados y me quede por un momento callada sin saber que decir ni lo que hacer.

─ Unidad caída, envíen refuerzos y una ambulancia …─ hable con tono de miedo en la voz y casi tartamudeando.

─ ¿Quién eres…?...¿por que contestas tu…?...─  pregunto una y otra vez la voz femenina que pedía explicaciones.

─ Envíen rápidamente una ambulancia han caído dos policías…─  hable ya con un tono mas severo intentando que enviaran ayuda.

─ No se mueva llegaran en cinco minutos…─ comento la voz con too nervioso, pensé que seria mejor que viniese el detective que habia estado siguiendo mi caso.

─ ¿Podría hablar con el detective Stephan…?...─  cuestione y de inmediato se hizo el silencio en el comunicador.

Casi al minuto volvió a encenderse y pude escuchar como Stephan se habia puesto en el intercomunicador.

─ Aquí Stephan…¿Quién es…?...─  pregunto Stephan con tono de incredulidad y seriedad.

─ Soy Elizabeth, necesito ayuda en el puerto han muerto los dos policías que me enviaste…─ comente lo que habia pasado a grandes rasgos, aunque pensaba que no me creería.

─ No te muevas de ahí…voy enseguida…─ despues de aquella contestación, se escucho como el comunicador caía y seguidamente solo silencio.

Viendo que aun era de noche y lo que habia pasado pensé en descansar un poco me senté en el suelo apoyada contra el automóvil y mirando la cielo.

Podia oler el mar y sentir la brisa que me refrescaba, intentaba pensar en otra cosa pero lo que habia pasado inundaba mis pensamientos, no sabia que hacer, no podia atacar directamente a Arthur estaba demasiado bien protegido y sabia como detenerme y aquella droga seguia distribuyendo tenia que detenerlo.

A los diez minutos escuche las sirenas que se acercaban hacia mi posición, cuando al fin llegaron eran dos coches patrullas y una ambulancia.

De ellos bajaron varios policías y unos enfermeros con una camilla, y seguidamente Stephan que rápidamente se acerco hacia donde me encontraba.

─ ¿Te encuentras bien…?...¿Que ha pasado…?...─  pregunto Stephan con cierto aire de nerviosismo y preocupación.

No hice mas que levantar la cabeza y mirarle con ojos casi llorosos, pero me repuse y levantándome sin pronunciar palabra me acerque al maletero del coche y lo levante.

─ Pobre tipo no se merecía esto…─ hablo Stephan casi con aire frió y despreocupado pro lo que le habia pasado a aquella persona.

Enseguida uno de los enfermeros me ofreció una manta para que me la echara por encima.

Tome a Stephan de la mano y lo conduje un poco mas alejado de mi mientras los policías seguían haciendo su trabajo.

─ Los policías que me enviaste a vigilar me han atacado…estaban comprados…ahora no se en quien confiar…─  dije a grandes rasgos l oque habia pasado y pensando también si podría confiar en él.

─ No puede ser eso es imposible…─  comento Stephan de manera incrédula escuchando con atención lo que le habia dicho.

─ Acompáñame un momento…─  hable de nuevo y le guié en dirección hacia donde habia pasado todo, se podia ver varios containeres en el suelo y desperdigados y debajo de ellos un cuerpo de uno de los policías que me habia enviado y a su lado un montón de arena.

─ ¿Pero que narices…?...─  cuestiono de manera sorpresiva al ver aquello , a la vez que se acercaba al cuerpo del policía y también pasaba la mano pro la arena.

─ ¿Qué ha pasado aquí…?...─  pregunto Stephan dándose la vuelta y mirándome con una mirada que era helada.

─ Me trajeron hasta aquí y querían que les dijera donde estaba el amuleto, por suerte logre escapar y esconderme entre los containeres, despues de aquello escuche un grito y vi como las cajas estas se derrumbaban cayendo al suelo pro suerte no me llego a caer ninguna encima…─ respondí intentando evitar todo lo relacionado con lo que habia echo.

Stephan volvió a mirar la escena y casi al momento encontró aquel pequeño frasco entre la arena que estaba desperdigada.

─ ¿Qué extraño…?...─  cuestiono Stephan mientras miraba aquel pequeño frasco con aquel símbolo, preferi no decir nada y hacerme la tonta.

─ ¿Qué es lo que pasa…?...¿Que es eso…?...─  pregunte mirando el pequeño frasco y sabiendo a la perfección lo que era, pero podría ser posible  que el tuviera mas información.

─ Aun esta caliente y hay algo en su interior…─  comento Stephan mientras movía el frasco de un sitio a otro viendo que aun contenía algo de liquido dentro.

Despues de aquello mojo su dedo y casi llego a poner algo en su lengua, por suerte le impedí hacerlo.

─ ¿Qué es lo que haces…?...─  cuestiono Stephan viendo que no le dejaba probarlo, enseguida supo que sabia algo.

─ Esa droga le trasformo en un monstruo…es mejor que no lo pruebes…─  conteste mientras Stephan me miraba de forma extraña.

─ ¿Qué es lo que sabes de esto…?...─ cuestiono nuevamente Stephan viendo que le habia detenido.

─ Una de mis compañeras se tomo eso y se convirtió en un monstruo que acabo con la vida de otras y casi con la mía…─ dije recordando lo que habia pasado en el instituto, Stephan no dejaba de mirar y escuchar lo que le decía con atención,

─ Te asignare otro policía…este lo escogeré yo mismo…─  comento Stephan mientras ponía aquel frasco en su bolsillo.

─ No confió en nadie, mira estos policías…¿y si compran a los que tu me envías…?...Esta vez he tenido suerte pero podrían matarme…─  hable pensando en que podría pasar lo mismo.

─ Te prometo que estos son de plena confianza, a estos dos lo envió el capitán…Pero no puede ser es imposible que este implicado…─  comento casi de manera inmediata al parecer algo le habia venido a la mente.

─ ¿Qué pasa…?...─  pregunte con interés viendo que parecia que habia encajado algunas piezas.

─ Tengo que comprobar unas cosas…te llevare a tu casa y me quedare hasta que te envíen a mis amigos…─  dijo Stephan y enseguida nos dirigimos hacia su coche para ir a casa y poder descansar algo.

Nada mas entrar en la parte de atrás me apoye contra le cristal y me quede mirando la escena que habia no se por que pero poco a poco los ojos se me fueron cerrando y dejando paso al sueño.

Por suerte nunca me acordaba de nada de lo que soñaba, podia sentir como el coche pasaba por los baches y daba curvas, hasta que al final freno.

Casi al momento sentí como alguien me zarandeaba para despertarme por suerte no estaba muy dormida y abrí los ojos casi de inmediato.

─ Ya hemos llegado…despierta…─  hablo Stephan mientras me zarandeaba suavemente, abrí los ojos y me estire un poco, al salir comprobé que ya era noche cerrada y podia sentirse la brisa fresca, la carretera estaba desierta por completo, aunqeu se podia escuchar a lo lejos el sonido típico del camión de basura.

─ Estoy cansadísima…─  comente mientras me estiraba un poco, despues de aquello salí del coche y Stephan cerro la puerta tras mi.

─ Será mejor que pase la noche contigo…hasta que mis amigos vengan…─  dijo Stephan a la vez que me dirigia hacia la puerta y la abría.

El primero en entrar fue el con la mano dentro del chaleco preparado por si hubiera alguien.

Nada mas entrar encendió la luz del salón y me dirigí hacia le piso de arriba para darme una ducha y así poder descansar el resto de la noche que me quedaba.

─ Mejor quédate aquí te avisare cuando la parte de arriba sea segura…─  comento Stephan al subir las escaleras, aunqeu aquello ya lo consideraba excesivo.

Durante un rato escuche como abría y cerraba las puertas de las habitaciones y despues salio al pasillo.

─ No hay nadie puedes subir…─  comento Stephan y seguidamente saco un móvil para llamar a sus amigos.

Sin pensarlo dos veces subí directamente a darme un ducha, necesitaba refrescarme y descansar algo, aunque poco iba a hacerlo puesto que dentro de unas pocas horas tenia que volver al instituto.

Una vez que hube terminado me puse el pijama y baje de nuevo las escaleras y observe que Stephan estaba sentado en  el sofá mientras seguia hablando por el móvil, al parecer estaba en una charla acalorada.

Nada mas verme dejo el móvil y se dirigió hacia las ventanas para comprobar que no hubiera nadie afuera.

─ Yo voy a dormir si necesita algo…─  dije de manera casi tímida mientras veía lo que estaba haciendo de manera curiosa.

─ Si quiere le puedo bajar una almohada y una manta para que este mas cómodo… ─  comente pensando que seguramente se quedaría a dormir puesto que sus amigos aun no habían llegado.

─ No, muchas gracias no tengo sueño, es mejor que descanses algo…─  hablo Stephan mientras seguia mirando por la ventana.

Viendo que se quedaría pensé que lo mejor era ir a la cama y dejarme llevar por Morfeo puesto que no tardaría mucho en levantarme.

Subí las escaleras algo mas tranquila puesto que Stephan estaba abajo y no pensé siquiera que la gente de Arthur no vendría esta noche.

En cuanto entre en mi habitación literalmente me deje caer sobre la cama y enseguida me sobrevino el sueño, hasta que por la mañana sentí como alguien me zarandeaba, en mi mente somnolienta pensé enseguida que era mi madre.

─ Déjame cinco minutos mas…─  dije de manera casi automática al sentir aquel zarandeo.

─ Elizabeth despierta…mis amigos han llegado…─  dijo una voz masculina eso enseguida me despertó, pensando en l oque habia dicho haciéndome que me sonrojara.

─ Si, lo siento si te he dicho eso…aun ando medio dormida…─  dije bajando la cabeza y sonrojada por aquello.

─ No te preocupes, mis amigos han llegado es mejor que te vistas y bajes…─  hablo Stephan con voz seria y enseguida abandono mi habitación cerrando la puerta detrás de si.

─ Dios que vergüenza…─  dije pensando en lo que habia dicho y en lo que habría pensando.

Me levante y mire por un momento por la ventana el cielo estaba despejado y hacia un buen día, se notaba la brisa fresca entrar y escucharse los coches y la gente yendo a sus trabajos.

Enseguida mire en el armario y tome algo de ropa despues de aquello me dirigí hacia la ducha y deje que el agua caliente me despertara por completo, me cepille el pelo y enseguida tome los libros que correspondían y baje enseguida para tomar algo.

Nada mas llegar al piso de abajo Stephan estaba con la televisión encendida viendo las noticias.

─ ¿Quiere unas tostadas…?...─  pregunte mientras ponía la tostadora para empezar a desayunar.

─ Si tienes algo de café me vendría bien…─  hablo Stephan mientras pasaba los canales viendo las noticias de la mañana.

─ Lo siento no tengo café, ni siquiera mi madre tomaba si quiere algo de cacao…─  comente ofreciéndole algo distinto pero ni siquiera me respondió.

─ Que extraño…no aparece en ninguna noticia…─  dijo Stephan mientras seguia pasando los canales; parecia que estuviese buscando algo en concreto pero no lo encontraba.

─ ¿El que esta buscando…?...─  pregunte con curiosidad mientras colocaba las tostadas en un  plato y me preparaba algo de zumo.

─ Lo que ocurrió ayer, es extraño que no salga ninguna noticia, normalmente los periodistas saltan pro noticias así…pero no hay nada…─  respondió al pasar el ultimo canal y dejarle mando en el sofá.

Una vez hube terminado de preparar el zumo me senté y empecé a comer las tostadas al poco rato escuche como llamaban a la puerta enseguida Stephan salto para abrir la puerta.

─ Vaya ya era hora…¿Dónde esta el otro…?...─  cuestiono Stephan de manera curiosa, al parecer esperaba mas personas de las que habían llegado.

─ Le han dado un caso y no ha podido venir…¿se puede saber a que viene tanto secretismo…?...─  pregunto un tipo desde la puerta que ni siquiera habia entrado y aun así empezaba a sentir bastante curiosidad.

Al momento Stephan le invito a entrar nada mas hacerlo me quede algo sorprendida era un hombre un poco mas alto que yo tenia una barba de tres días pelo negro algo alborotado y ojos del mismo color parte de constitución fuerte, iba vestido con una camisa de rayas negras y unos pantalones marrones junto con una chaqueta de color gris y unas zapatos negros.

─ Al parecer esta chica esta siendo el blanco de Arthur Arias…y no puedo confiar en los policías, ayer casi la matan una patrulla que tenia asignada…─ resumió Stephan resumiendo todo l oque habia pasado.

El hombre por un momento se me quedo mirando con cara de curiosidad y sorpresa al mismo tiempo.

─ Pues si que elige bien a sus amigos…no creo que estés pensando en lo que creo…─  respondió el amigo de Stephan con incredulidad en su voz.

─ Creo que la policía esta comprada, y creo que llega mas alto de lo que parece que un simple soborno…─ comento Stephan con tono serio de manera pensativa.

─ Eso ya es mucho suponer…─ hablo su amigo pensando en lo que habia dicho puesto que aquello era una acusación bastante grave.

─ ¿Y que quieres que haga…?...─  pregunto de manera casi despectiva terminando aquello y centrándose en por que le habia llamado.

─ ¿Quiero que la protejas…?...Al menos hasta que todo esto se aclare,,yo tengo que hacer unas cosas…─ hablo Stephan con tono casi de suplica puesto que no podia confiar en nadie mas…



FIN DEL CAPITULO 1


P.D: Bueno aqui dejo el siguiente capitulo espero que os guste muchas gracias a todos Guiño  .
#16
21 Oct 17 Yarina

P.D: Bueno aqui dejo el siguiente capitulo espero que os guste a todos muchas gracias Guiño .
#17
04 Nov 17

P.D: Bueno aqui dejo el siguiente capitulo espero que os guste a todos muchas gracias  Guiño  .
#18
18 Nov 17

P.D: Bueno aqui dejo el ultimo capitulo de es temporada espero que os guste a todos muchas gracias Guiño  .
Participantes:
Creado por:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)