Iniciar sesión Regístrate
Buscar Lista de Miembros Staff Logros

ÚLTIMA HORA

Final De Alexander (Borrador) 0 1 469

Participantes:
Creado por:
#1
16 Sep 18 Hortaliza
* Cómo podría haber terminado el romance entre Jonathan con Alexander, si él le hubiera rechazado en lugar de aceptarle tal y como es, con todo lo que hizo antes de conocerle.

Alexander se gira.

Nuestros dedos entrelazados, sobre el cristal que cubre el ataúd, protegiendo el cuerpo de su madre, se separan.

Me mira asustado.

Como si lo que estuviera viendo no fuera yo.

Ni a Ever, ni a Lance.

Sus pupilas se contraen, horrorizado.

Despliego mis alas, las membranas se ven claramente bajo la luz del atardecer.

Me arrodillo ante él.

Mi mandíbula se ensancha, mis colmillos crecen.

Sonrió, le miro con tristeza.

Mis labios tiemblan.

Se pone en pie.

Sus alas de blancas plumas, se muestran tras su espalda.

Camina hacia el borde del acantilado.

Me tenso.

Se deja caer hacia atrás.

Como si fuera una pesadilla, le veo flotar a cámara lenta con los brazos extendidos.

Sus alas envuelven su cuerpo, ambas se desintegran ante mí.

Me lanzo al vacío, sin pensar.

Extiendo mi brazo con la palma de mi mano abierta, tratando de alcanzarle.

Nuestros dedos solo se rozan.

Entristecido, veo como sus cientos de miles de plumas me envuelven como un manto.

"Lo siento, nunca podría estar con algo, una cosa como tú."

Y me sonríe.

Por un breve instante es como si volviera a ver a su madre, contemplándome con su sonrisa en su delicado y fino rostro.

Logro colocar una mano bajo su nuca, pero ya es tarde.

Con el rostro empapado en lágrimas de sangre, contemplo su cuerpo inerte, sin vida.

Mis ojos negros, mis pupilas de un rojo intenso, brillante, contraídas.

Tembloroso, no soy capaz de creer lo que he hecho.

Grito su nombre.

Su pecho no se mueve, su corazón no late, no respira, no abre sus ojos.

"Mírame, por favor, háblame, dime algo."

Le estrecho entre mis brazos.

Lloro, destrozado.

Como si me apuñalaran, haciéndome sangrar hasta morir.

Mi cuerpo humano se desintegra, dejando al descubierto lo que Alexander había descubierto al mirarme.

Un cuerpo completamente negro, unos brazos terminados en palmas con garras.

Mis pies sin dedos.

Cuatro ojos enormes, todos son solo pupilas rojas.

Mis alas, ahora gigantes, como nosotros, cubren su cuerpo.

Tratamos de respirar, jadeantes.

"Dos demonios unidos, como uno solo."

Mi hijo Ever y yo.

La mitad es lo que queda de él y la otra lo que queda de mí.

Dos seres rotos.

"Un monstruo, enorme, deforme.

Asqueroso, putrefacto.

Ojalá hubiéramos muerto.

Es lo que la vida trataba de decirnos, nunca encajamos en este mundo.

El cuerpo humano que nos dieron…

…Estos sentimientos, esta vida.

¿Qué sentido tiene?

Si nos rechaza constantemente, si los seres que apreciamos mueren al descubrir cómo somos."

"Perdimos a nuestros padres, como Jonathan perdí dos veces a la única mujer que amé, destrocé a su hijo y
perdimos a.…"

"Alexander, su regalo, nuestra única razón de ser.

Alexander... Alex... Ale.

Nuestro ángel, nuestro amor, el motivo por el que somos capaces de sentirnos vivos, de amar."

Muerto entre nuestros brazos, acunado en mis alas.

Mecido por la brisa.

Nos dejamos morir ambos, este putrefacto cuerpo desaparece, convirtiéndose en cientos de almas que escapan del infierno donde estaban atrapadas, encadenadas, compartiendo nuestro dolor.

"En el límite del Cielo y el Infierno, nuestras esencias se reencuentran y se unen.

Para siempre.

Eternamente."

Entonces lo comprendimos.

"Por fin podemos descansar.

Estar en paz."
Gracias a Muffet y a Voldia por sus Firmas.

[Imagen: TckbN2u.jpg]
[Imagen: dBehPxa.png]
[Imagen: 4yMaBDj.png]
[Imagen: Jk0ffjY.png]
[Imagen: 2Y5Gqg1.png]
[Imagen: 6PI38uw.png]
[Imagen: d3tOzXv.png]
[Imagen: He6mjEm.png]
Participantes:
Creado por:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)