Iniciar sesión Regístrate
Buscar Lista de Miembros Staff Logros

ÚLTIMA HORA

Curiosities of Lotus Asia - (7/27 Capítulos) [Traducción] 22 4 167

Participantes:
Creado por:
#11
10 Jan 19
La Jefa de las Sirvientas de la Mansión del Diablo Escarlata, Sakuya Izayoi, tiene una habilidad particularmente inusual. Es como si hiciese trucos de magia sin usar truco alguno. A diferencia del desconcertado Rinnosuke y el resto de los presentes, Sakuya era la única que mostraba una tranquilidad imperturbable. De pronto, sin aviso previo, lanzó el estuche al aire y...
¡La conclusión del Capítulo 4, "La Elegante y Perfecta Hora del Té"!
 
LA ELEGANTE Y PERFECTA HORA DEL TÉ (Segunda parte)
 
 
[Imagen: msqj8eN.jpg]
"¿Eeh? ¿Pero qué diablos es esto?"

Remilia señaló el interior del estuche con un fatigado deje.

Bien, es una reacción comprensible. Sakuya vino a comprar tazas de té y justo eligió la que estaba rota. Sospechaba que Remilia tendría algún extraño motivo para sus órdenes, pero parece que me equivoqué. Me sentía sorprendentemente identificado con los sentimientos de Remilia.

"¿Hmm? "¿Me pregunta que qué es? Pues, claramente, son tazas de té. ¿No son de su agrado?"

“Tiene un estilo claramente avant-garde. Por ejemplo, si nos fijamos en el asa le falta un tercio, casi se podría dudar si realmente es una taza... Pero sería mejor si pudiese contener más líquido."

“¿Pero no tiene un diseño precioso? Me gusta mucho esa sensación relajante y nostálgica que evoca. Y el dependiente dijo que también le gustaba, ¿verdad?"

“Así que hasta al tendero le gusta este estrafalario diseño."

Remilia me dedicó una dubitativa y desconfiada mirada. Bueno, más bien me gustaba. Si empieza a pensar que estoy intentando convencerla para que compre una taza rota, me meteré en un buen lío.

"Oh, ¿y qué es este papel?"

El papelito con la disculpa todavía seguía dentro del estuche.

"Creo que es la valoración de un experto o algo así."

“¿Y qué tipo de valoración es esa en la que solo pone "Lo siento"?"

“Una del tipo ‘Lo siento, no pude evaluarlo’."

“¿Entonces es como cuando un mago finaliza con un ‘Sin trucos ni artilugios’?"

Eso es bastante improbable.

Puede que Reimu se haya cansado de tanto juego de palabras, porque se acaba de ir a preparar su propio té. Hablando de eso, me pregunto por qué hay un chawan1 exclusivo para Reimu en mi local.

"Te lo volveré a preguntar una vez más, Sakuya. ¿Qué diablos es esto?"

"Como le dije, una taza vanguardista."

“¿Y eso fue lo que te pedí?"

“Así es. Exigió que fuese pequeña, ligera, inusual, bonita..."

“Bueno, al menos es bonita."

¿Lo es?

"Y, además, tiene un aire más sofisticado que las que se encuentran en el templo. ¿No le parece?"

“Su forma es muy parecida, sí, pero..."

¿Sus formas son similares? ¿Es que hay tazas vanguardistas (significa que no está limitado a su forma original) en el templo? Le pregunté a Reimu para confirmarlo.

"No sé nada de tazas así."

“¿Ah, no? Estaban ahí justo antes de que enviase a Sakuya aquí."

“Mi Señora, es posible que no lo sepa. Fue tras nuestra llegada cuando las tazas se convirtieron en ‘avant-garde’.”

"¿Qué...? ¿¡Así que vosotras rompisteis mis tazas!?"

Por unos momentos, resonó por toda la tienda el bombardeo de los furiosos gritos de Reimu.
 
 [Imagen: 2wvz5Pg.jpg]

Así es, eso fue lo que sucedió. Ellas rompieron las tazas de Reimu y vinieron a comprar unas de repuesto. ¿Pero entonces porqué querrían comprar otra taza rota?

"Sakuya, efectivamente te pedí que comprases tazas iguales a las de Reimu, pero no me refería a que fuesen iguales a como quedaron, sino como eran antes de que cambiasen. ¿Lo entiendes ahora?"

“Oh, ¿era eso? Estaba segura de que deseaba una taza que hiciese juego con las de Reimu."

“Esto no es un juego de tazas, es un batiburrillo."

“Pero si compraba tazas normales, ¿no me diría algo como ‘¿¡En qué estabas pensando!? ¡Sus formas son completamente distintas!’, verdad?"

"Yo... no diría algo así."

O tal vez sí. Incluso para una sirvienta debe de ser difícil cuidar de esta infantil (aun cuando tiene aproximadamente más de 500 años) y perversa señorita. Pero si solo querían una taza rota, ¿no bastaría con comprar una normal y romperla? Eso fue lo que pensé, pero quizás este es el concepto que tienen las chicas de Gensokyo sobre las bromas. Si pienso demasiado en ello acabaré exhausto. Por esa razón he tomado la postura de ignorar todo lo que no pueda comprender.

"Entiendo. ¿Entonces queréis tazas normales?"

“Si estás pensando en eso, haz lo que quieras, Sakuya."

“Por supuesto, estaba pensando en eso mismo."

Menos mal, estas chicas están a un nivel completamente distinto de molestia que Reimu y Marisa. Da igual, en el momento en que estaba pensando en ir a por otra taza, oí la voz de Sakuya.

"Está bien, entonces esas tazas son basura."

¿¡Qué!? ¡Espera un momento! Me giré confundido hacia Sakuya, pero ya era demasiado tarde. ¡Había lanzado el estuche y las tazas estaban en el aire!

¡Los fragmentos estaban danzando en mitad del aire! El tiempo parecía haberse ralentizado debido a la tensión, ¡como si fuese una ilusión! Una de las tazas seguía de una pieza. Pero incluso si las dos estuviesen rotas, ¿qué tipo de persona las lanzaría sin más? Hasta la despreocupada que estaba bebiendo té parecía sorprendida. Y me preocuparía aún más si Reimu soltase su chawan por el asombro. Respecto a Remilia, sus alas de murciélago estaban totalmente desplegadas. No estoy seguro de si era por la tensión o por la sorpresa, pero...

...Pero las tazas se estaban tomando su tiempo para caer. ¿El estuche no había golpeado ya el suelo? Bueno, es algo obvio considerando el tiempo que ha pasado... El pedazo de papel con la palabra "Lo siento" escrito por Marisa todavía estaba revoloteando por el aire.

"Y bien, ¿qué os pareció? Un auténtico truco de magia, sin trucos ni artilugios."

¡No había ni un solo fragmento de taza por el suelo! Sorprendido, me giré hacia Sakuya y, misteriosamente, estaba sujetando la taza. Sin embargo, lo más misterioso era que...


Al final, las tazas de té fueron vendidas sin problemas y esas dos se fueron de la tienda. Remilia parecía muy complacida con la actuación de Sakuya. Reimu se quedó un rato en silencio pasmada, pero debió recordar que esas dos se dirigían al templo, así que salió tras ellas a toda prisa dejando atrás el té a medio beber.

En cuanto a mí, no entendí cómo pudo Sakuya reunir todas las piezas de la taza que lanzó, y mucho menos cómo pudo restaurarla en perfecto estado. Simplemente me quedé ahí, estupefacto...

Pasaron varios días. Siguiendo mi filosofía de "No te preocupes demasiado...", pude recuperarme sin problemas de mi confusión. Justo en ese momento, Marisa vino de visita y la regañé por la taza, la obligué a escuchar lo ocurrido. Ella respondió con su habitual forma de hablar "No tiene nada de raruno". Por lo visto, Sakuya tiene la habilidad de "Detener el tiempo". Por supuesto, con esta habilidad podía coger la taza antes de que se rompiese incluso si era ella quien la lanzaba. Ciertamente se podía decir que no había ningún truco.
 
 [Imagen: XZVC74F.jpg]

Un momento... Esta habilidad no podría restaurar una taza rota, ¿o sí? Algo falla. Aunque debería haberlo dejado, empecé a pensar en ello de nuevo. Sí, hay una manera de restaurar una taza con solo detener el tiempo. Cuanto más pensaba sobre eso, más se centraba mi cerebro en ese detalle.

"¡Eso es, la taza que tanto me gustaba no era así!"

Tuve un mal presentimiento, miré en los montones de mercancía. ¡Esa cliente es la típica que haría algo tan increíble adrede para despistar! Bueno, ya la vendí así que no es que haya ninguna perdida, pero... Comprobé la mayoría de mi mercancía, la única parte que me quedaba era... ¿el montón en el que estaba sentada Marisa? Aparté a Marisa y, bajo ella, encontré un vistoso estuche. Es ese, no hay duda. Con Marisa asomándose por un lado, abrí la tapa con miedo.

Tanto Marisa como yo reconocimos la nota escrita en papel japonés y los fragmentos de taza. Y encima del mensaje japonés había una nueva nota escrita en papel occidental, mostrando las palabras "Mis disculpas". La auténtica "valoración" de una maga.
 
FIN DEL CAPÍTULO 5

Notas de traducción

1. Un chawan es una taza de té con forma de bol que se usa para la preparación y el consumo del té. Existen de muchos tipos dependiendo del té que se vaya a tomar.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#12
10 Jan 19
Ya que no tengo vida y el tiempo libre me sobra (?) me lo empezaré a leer. Ya te diré que me parece! :S
                            [Imagen: cat.png]                                                                                     
DeadKitty! DeadKitty, Deadkitty rueda sin parar, DeadKitty, DeadKitty la vas a gozar, grita salta maulla y dice woloas, así puedes ser tú(8)
[Imagen: 1pLh.gif]
#13
10 Jan 19
Jaja, ¡muy bueno el final! Esta Ariene... (?)
#14
10 Jan 19
JAJAJAJAJAJAJAJAJA Buenísima referencia @Mandrake, eso me recuerda a que tengo que terminar ese relato.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#15
10 Jan 19
Siii, cuando puedas @Angelivi. Estás a full con muchos proyectos pero no vamos a dejar de esperar el final de esa historia <3
#16
11 Jan 19
Era un día lluvioso en Gensokyo. Marisa entró al Kourindou en condición de cliente, lo cual era realmente inusual. Su petición fue que Rinnosuke reparase su Mini-Hakkero. Confesó que le tenía mucho cariño y no quería que se volviese a estropear. Y para colmo, hizo otra petición muy sorprendente... ¡Aquí está la primera parte de este capítulo sobre un valioso metal, una historia original basada en la serie de Touhou!

 
EL HORNILLO KIRISAME (Primera parte)
 
[Imagen: 0OoZ0Ta.jpg]

Descendí por un sombrío sendero apenas visible. Mi ropa pesaba el doble de lo habitual. Es lo que pasa cuando tienes la ropa empapada.

La espesa maleza de este bosque bloquea tanto la lluvia como los rayos del sol. Aquí no hay mucha diferencia entre un día soleado y uno lluvioso. Ni siquiera se podría distinguir entre el día y la noche... Me encanta esta sensación de aislamiento.
Pero está claro que es un incordio caminar cuando tienes la falda tan pesada. Noto la aspereza de cierto objeto que llevo y me paro a contemplarlo. Ahora que lo pienso, ¿no llovía también el día en que lo obtuve?
 
 [Imagen: x8KRtGg.png]

Él ha estado a cargo de la tienda desde que tengo memoria. No me gusta pensar en el pasado pero, bueno, aún tengo algunos agradables recuerdos en la penumbra del interior de la tienda. Allí no existía ni el día ni la noche, ni los humanos ni los youkais, así era ese lugar. Era realmente acogedor, pero había una cosa que no soportaba.

Probablemente tendría algún vínculo con mi familia, pero era demasiado estricto conmigo. Él ya era un aprendiz para la familia Kirisame antes de que yo naciera. Por lo visto se quejaba de que por culpa de nuestros negocios ordinarios y la clientela humana no podía sacarle partido a su "habilidad", y se sentía reprimido. Su habilidad es... Bueno, no es más que una habilidad corriente incapaz de matar o revivir a nadie. Hace poco estuvo diciendo cosas como "Esto es una estufa" y le daba usos muy raros. De todas formas, desde hace un tiempo ha estado manteniendo las distancias conmigo, incluso cuando ya le he dicho que no voy a volver a vivir con mi familia.

En ese momento vi a un hada sentándose sobre una seta enorme. Este tipo de seta es capaz de animar a la gente al consumirla, tomaré un poco para recuperarme de la fatiga. Él siempre ha sido un apático antisocial, debería llevarle un poco de regalo.
Las setas de este bosque crecen en un parpadeo y siempre en lugares distintos. Prácticamente aparecen de la nada y se desvanecen igual de rápido. Parece como si el propio bosque estuviera vivo, está en un constante cambio. Pero hay cosas que cambian incluso más rápido que este bosque. Como los humanos. Los humanos son tan volubles.

Pero él, él no ha cambiado ni una pizca en todo este tiempo, ni en su aspecto ni en su metalidad. Hasta donde recuerdo, él ya regentaba la tienda así que no tengo ni idea de en qué momento transcurrió esa etapa en la que era un aprendiz. Es más, ¿cuántos años se supone que tiene?

Hay humanos que desafían la gravedad, los hay que son capaces de detener el tiempo. ¿Pero que se pueda conservar la apariencia física y mental? Debe de ser lo único que un humano es incapaz de lograr. Tío, qué envidia me da.

Fue entonces cuando me di cuenta de que había recogido demasiados hongos y el hada no parecía muy contenta. No creo que pueda llevarme todo esto, pero sería una lástima tener que dejarlos, así que cogí un puñado de setas y las metí en mi sombrero. Eran algo pegajosas, daba un poco de asco. Buff, sería incapaz de deshacerme de estas delicias. A veces me sorprendo de mí misma.

Es como cuando vivía con mis padres. Durante una de sus raras visitas a mi casa trajo algún tipo de metal y estuvo discutiendo sobre algo con mi padre. Era demasiado joven y, aunque intenté escuchar todo lo que pude, solo pude oír algo acerca de "hihiirokane¹" (mineral carmín) y un "metal raro". Después de escuchar la conversación despertó mi curiosidad y empecé a reunir todo lo que estuviese hecho de metal, desde herramientas de hierro y varillas de metal hasta piezas de chatarra. Al final fue una pérdida de tiempo, pero desde que me fui de la casa de mis padres todos los objetos de metal -bueno, más bien basura- que reuní siguen estando en mi casa actual. Podría sacarlos de casa sin más, pero no podría tirar mi montón de chatarra. Es asombroso.

Mientras recordaba esas cosas tan innecesarias alcancé a ver mi destino. El kanji 霖 "Rin" se debe a las frecuentes lluvias del bosque cercano a la tienda, el Bosque de la Magia. Sí, a su propietario se le ocurren nombres así de originales. El 香 "Kou" significa incienso y está relacionado con el incienso de los dioses, mientras que el 堂 "Dou" significa básicamente templo. "Kourindou", el Templo de la Lluvia Aromática. Cielos, cómo le gusta a este tipo los nombrecitos. Esta diminuta y destartalada tienda es el templo situado en el límite entre los humanos y los youkais, entre la lluvia y el bosque. Es decir, ¿se supone que esto es el corazón de Gensokyo?

Hoy está diluviando, y en los días lluviosos como este lo único que se puede hacer es coger una lámpara y empezar a leer un libro.

Toc, toc. ¡Bam!

"¡Ey, Corazón de Gensokyo! Ya sé que es muy repentino, pero pásame algo para secarme."

Vi un oscuro y húmedo bulto. Claro, la única que podría interrumpir mi placentera lectura no era otra que la misma de siempre.

"¿A qué te refieres con ‘corazón’, Marisa? Oh... estás empapada. Anda, toma esta toalla y sécate un poco."

"Oh, muchas gracias y eso. A todo esto, ¿qué haces leyendo? No sé si te has pispado, pero está lloviendo. ¿No dices siempre que ‘Los únicos días para leer son los soleados’?"

“Lo que digo es que los días soleados son los únicos en los que puedes leer un libro con la luz de fuera."

“Ah, sí. Te he traído una cosilla. Come un poco y anima esa cara."

Marisa me extendió su sombrero mientras se secaba el cuerpo. Dentro había un montón de setas.

"¿Quieres que me coma estas cosas tan sospechosas? Bueno, conociéndote seguramente estarán buenas..."

“Hazte con ellas una rica sopa de setas. Te devuelvo la toalla."

“¡Ey, aún no te has secado del todo! Si te sientas con la ropa mojada vas a estropear mi mercancía."

“Ahora es cuando deberías preocuparte por que coja un resfriado. Es igual, tengo un trabajito para ti. ¿A que no te esperabas esa, eh?"

Cuando tú mismo admites que no sueles venir como cliente no tengo nada más que añadir. Marisa dijo "Quiero que me arregles esto" y tiró algo parecido a un inciensario octogonal quemado por los bordes. Aunque estaba desgastado por todas partes, lo que más destacaba era lo oxidado que estaba.

"Ahh... Qué recuerdos. ¿Todavía sigues usando este Mini-Hakkero?"

“Abuso de él siempre que puedo. Solo es que se ha oxidado un pelín."
 
 [Imagen: fx2h28w.png]
 
Ese Mini-Hakkero es un objeto mágico que fabriqué cuando Marisa abandonó la casa de sus padres. A pesar de ser tan pequeño tiene una potencia extraordinaria. Es capaz de reducir una montaña a cenizas. Y con un poco de imaginación podría usarse por ejemplo como radiador, para los experimentos o para el combate.

"Buf, no podría vivir sin él."

“Ya veo. Para un orfebre es un orgullo oír esas cosas."

“Por eso mismo quiero que lo modifiques para que jamás se vuelva a oxidar. Ah, y haz el reactor de hihiirokane."

Escuchar una palabra tan extraña como esa me hizo olvidar por un instante que estaba hablando con Marisa e, inconscientemente, adopté un tono más profesional.

"Por desgracia no trabajo con ese material."

“Oh, venga ya, Kourin. Se te da fatal mentir. Como muchas otras cosas."

“Humf, por eso odio mentir. Está bien, sí que tengo. Pero no creo que sepas mucho sobre el hihiirokane."

“Ponme a prueba. Es algo muy guay, ¿verdad?"

“Humm... El hihiirokane es un metal increíblemente raro. Sin embargo, podría usar lo poco que tengo."

“Te lo agradecería."

El hihiirokane es un metal inoxidable. Como sus propiedades no varían por el medio ambiente, es ideal para fabricar objetos mágicos poderosos con él. Pero como dije, modificar su Mini-Hakkero agotaría mis suministros de este mineral tan preciado. ¿Qué debería hacer?

Mientras reflexionaba, caí en algo extraño que dijo Marisa. Esta podría ser mi oportunidad de hacer un buen negocio desde hace mucho tiempo.

"De acuerdo. Ya que fui yo quien hizo este magnífico artefacto, seré yo quien lo repare."

“¿En serio? ¡Eso sería estupendo!"

“Sin embargo, quiero pedirte algo a cambio."

Como ya he dicho en alguna ocasión, cuando aceptas un trabajo es natural pedir algo a cambio. Pero en el caso de Marisa, mis condiciones podrían considerarse mucho más simples que pagar con dinero o con setas.

Continuará...

Notas de traducción

1. El hihiirokane es un mineral ficticio de color carmín mencionado en numerosas ocasiones en los videojuegos. Se podría comparar al oricalco y, muchas veces, es traducido así.

Nota adicional. El título original de este capítulo es 霧雨の火炉 (Kirisame no Hiro). La traducción literal sería "El hornillo de la llovizna", esto es un juego de palabras que se ha estado usando repetidamente a lo largo del capítulo. Kirisame significa "llovizna" y también es el apellido de Marisa. Cada vez que se mencionó la palabra "lluvia" o similar se habían empleado dichos kanjis. Por esta razón he decidido traducir el título como "El Hornillo Kirisame", haciendo referencia tanto a la llovizna como al apellido de Marisa.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#17
11 Jan 19
¿Tan peke y ya usaba el Master Spark? D:
Es interesante conocer un poco más de los pasajes (¿y vendrá alguna locura?) del pasado de Marisa.

Como siempre, ¡gracias por el gran trabajo de traducción!
#18
12 Jan 19
(11 Jan 19)Mandrake escribió: ¿Tan peke y ya usaba el Master Spark? D:
Es interesante conocer un poco más de los pasajes (¿y vendrá alguna locura?) del pasado de Marisa.

Como siempre, ¡gracias por el gran trabajo de traducción!

En realidad Marisa no aprendió el Master Spark en este momento. Como estoy seguro de que no lo explicarán en esta novela, haré un breve resumen. El Mini-Hakkero es un artefacto mágico que le regaló Rinnosuke a Marisa cuando era pequeña, funciona como canalizador mágico y, por aquel entonces, Marisa aún no tenía el poder suficiente para realizar un Master Spark. Tras irse de casa (por razones desconocidas) vagó sin rumbo mientras se entrenaba y aprendía nuevos hechizos. En algún momento de sus viajes, Marisa se encontró con un espíritu vengativo relacionado con el pasado del Templo Hakurei: Mima.

Aunque nunca se ha explicado cómo se desarrolló el encuentro, lo que sí se sabe es que Mima acabó convirtiéndose en la mentora de Marisa. Marisa entrenó duro para poder superar algún día a su maestra, y eventualmente Mima inició un Incidente que involucraría a su aprendiz. Aquí comenzaría toda la trama del Touhou 2 - Story of Eastern Wonderland. En el juego, Reimu se enfrentaría a varios personajes hasta toparse con Mima quien desvelaría su plan para hacerse con el poder de los orbes Yin-Yang. Pero antes de que Reimu pudiese detener a Mima, Marisa se interpuso y se enfrentaron por primera vez. Tras el incidente Reimu y Marisa se hicieron amigas.

No obstante, el origen del Master Spark no llegaría hasta el Touhou 4. Omitiendo toda la historia de este juego, la jefa final fue Yuuka Kazami y es ella la creadora original del Master Spark (es precioso enfrentarse a ella por primera vez y ver un ataque que ocupa prácticamente toda la pantalla). De hecho, Yuuka usa en el segundo encuentro otro ataque llamado Dual Spark, su nombre lo dice todo. A Marisa le debió gustar mucho este hechizo pues desde ese momento lo "tomó prestado" y lo perfeccionó a su estilo. En definitiva: el Master Spark es una técnica robada, como todo lo suyo.

Más adelante Marisa haría muchas versiones del Master Spark, pero no podría ejecutarlo sin el Mini-Hakkero como canalizador.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
#19
12 Jan 19
@Angelivi, mejor detallado imposible xD

De paso me aclaraste el encuentro con Mima, que no sabía si sería antes o después de esta historia. Aunque sí, ahora tiene sentido que sea luego y que ahí se fue perfeccionando.
#20
13 Jan 19
A cambio de reparar el Mini-Hakkero de Marisa con hihiirokane, Rinnosuke pidió que le entregase los montones de chatarra que guardaba en su casa. Había estado interesado en ellos desde hace tiempo... ¡La conclusión del Capítulo 6, "El Hornillo Kirisame"!
 
EL HORNILLO KIRISAME (Segunda Parte)
 
[Imagen: TqS4SmL.jpg]

"Si no recuerdo mal, hace mucho estuviste reuniendo un montón de chatarra. Y a decir verdad no tengo ni idea de por qué."

"Es mi tesoro de chatarra."

“Ya, como sea. Lo estarías reuniendo simplemente porque te apeteció, como haces siempre, ¿verdad? Así que si quieres que acepte tu petición tendrás que darme a cambio toda la chatarra que tengas. ¿Qué te parece? ¿No es un buen trato deshacerse de todas esas cosas molestas como pago?"

"¿Y yo no acabo de decir que es mi tesoro? Aunque el hihiirokane también es valioso..."

“Bueno, en principio la chatarra no tiene ningún valor por sí misma, casi será como si te lo estuviera haciendo gratis. Como sabrás, el Mini-Hakkero..."

“Wo, wo, wo. No hace falta entrar en detalles."

Conozco a Marisa a la perfección. Eso se debe a que la conozco desde que era una cría. Es del tipo de persona que sería incapaz de deshacerse de nada y todo lo que se va encontrando lo amontona en su casa sin ton ni son. Simplemente se dedica a darle a todo el mismo valor. Aunque parezca que no le haya hecho mucha gracia el trato, por dentro debe de estar ansiosa por aceptar cuanto antes. Sería la oportunidad perfecta para recoger un poco su casa, y además sería incapaz de vivir sin su Mini-Hakkero.

"¿Tienes idea de lo que me va a costar traerlo todo?"

“Si no hubieras recogido tanta chatarra no habrías tenido ningún problema."

“Mi objetivo era recoger cosas. Nunca pensé en darles algún uso."

“¿Entonces no has alcanzado ya tu meta? Tan solo deja que yo me encargue de esa chatarra."

“Hum, aquí hay gato encerrado. ¿El hihiirokane no era un metal tan valioso y tal?"

“Tú también tienes una buena razón para aceptar. Si dejas que pase esta oportunidad, ¿no te arrepentirás luego?"

“Ahí me has pillado, no se te escapa ni una."

Cuando dije "Las reparaciones tardarán cuatro días", Marisa me respondió "Mientras tanto estaré leyendo este libro", y tomó prestado uno de los libros que tenía en venta. Esto no es una biblioteca, pero ya qué más da...

En fin, este va a ser mi primer trabajo importante desde hace mucho tiempo. Últimamente no he tenido ni clientes ni ningún trabajo serio. Si esto sigue así, mi "habilidad" se acabará oxidando; mi "habilidad para identificar el nombre y el uso de cualquier objeto desconocido". Ya que no podría sacarle provecho a esta habilidad con una tienda normal, decidí abrir una tienda que tuviese curiosidades y artículos extraños, pero... las curiosidades solo atraen a los excéntricos. Y además, esta habilidad tiene un pequeño problema... La verdad es que, aun pudiendo conocer el nombre de un objeto y su propósito, no sabría cómo usarlo. Bueno, si al menos conozco su utilidad puedo encontrar alguna forma de usarlo.

El local se inundó con el delicioso olor de la sopa de esos champiñones tan sospechosos. Mientras preparaba la cena, pensé sobre el Mini-Hakkero. Este Mini-Hakkero no es un horno corriente, durante su fabricación se le añadieron muchas mejoras y cualidades especiales. Desde una de las esquinas del reactor sale un chorro de aire que puedes usar para refrescarte en verano. Y con solo llevarlo, funciona como un amuleto protector y de buena suerte (o eso creo). Además, combina muchas "funciones" de otros objetos del Mundo Exterior. Todo eso forma parte de mis servicios al cliente (hobbies). Está bien, en cuanto acabe de cenar me pondré manos a la obra.

Han pasado tres días. Hoy hace un día esplendido. Es el día perfecto para salir a leer un libro bajo la luz del sol.

Toc, toc.

"¿Ya has terminado, Kourin?"

“¿Marisa? Sí, ya está hecho."

Marisa estaba cargando toda la chatarra entre sus brazos. Y a pesar de que le dije que me llevaría cuatro días en terminar, ella volvió al tercero." Qué le vamos a hacer, ella es así. Por eso siempre digo que tardaré un día más.

"Genial, gracias. Te pongo esto aquí. Si no lo hubieras acabado me tocaría volver de nuevo con todo esto."

“No deberías quejarte cuando has venido un día antes de tiempo. Y de todas formas, no veo por qué tendrías que volver con ello."

“Porque quedamos en que te lo daría cuando hubieses acabado del todo."

“Eeh, da igual. Aquí tienes el Mini-Hakkero de hihiirokane. Seguramente es el único en el mundo."

Marisa dijo "Así que esto es hihiirokane, ¿eh?" toda emocionada. Estaba tan excitada que era incapaz de tranquilizarse y se fue a casa a toda prisa. Me sentí satisfecho.
 
 [Imagen: 1bEdQEv.png]

Varios días después, Marisa continuaba de buen humor.

"¡Ahora sí que da gusto levantarse por las mañanas! ¡El airecillo es la leche!" dijo ella felizmente.

Vaya, si hubiera sabido que le haría tanta ilusión mi preciado hihiirokane lo habría hecho sin pedirle nada a cambio.

De hecho, esta vez mezclé en secreto el poder de "un objeto que purifica el aire". Este misterioso amuleto tenía escrito "iones negativos"¹ o algo así y no podía encontrar alguna forma de usarlo. Al menos parece que así sí funciona. Conociendo el nombre y la utilidad de un objeto tarde o temprano acabo encontrándole un uso.

"Ey, Kourin. ¿Estás seguro del trato? Con lo bien que funciona, este metal debe de ser realmente valioso..."

“Desde luego el hihiirokane es raro, pero no es tan eficiente como dices. El metal es algo que, si no lo usas para crear herramientas y lo amontonas como si nada, no es más que un montón de chatarra. Y parece que te cuesta comprenderlo."

“Pero es que lo mío es recoger cosas. Ya iré viendo si lo puedo usar."

“No es cuestión de si puedes o no puedes usarlo. Se trata de si lo usarás o no."

“Ajá, ¿así que vas a usar toda esa chatarra que te traje? Parece que aún no le has puesto ni un dedo encima."

Tengo una razón por la que estarle agradecido a Marisa. No es más que el simple hecho de que, gracias a ella, he estado consiguiendo toda la basura que ha ido acumulando obsesivamente mediante estos "tratos injustos". En cualquier caso, no creo que Marisa entienda las pequeñas diferencias existentes entre las propiedades de los materiales. Aunque tampoco es que valiese la pena regatear por esa chatarra.

Solo temía que, a medida que ella crecía, acabase descubriendo mi pequeño truco... Pero Marisa no ha cambiado ni una pizca. Aún sigue coleccionando cosas al azar. Es muy raro ver a un humano que no cambia lo más mínimo.

"No me mires así. ¿Vas a usarlo o no?"

“No estoy seguro. Creo que lo guardaré como recuerdo."

“Eso no es lo que decías antes..."

Entre el montón de chatarra extraje una espada antigua. Está claro que era imposible que Marisa supiese algo sobre el hihiirokane, y eso es porque esta espada estaba hecha de hihiirokane. Sin saberlo, Marisa ha tenido todo este tiempo al alcance de su mano ese metal que tanto quería .

Era la "Espada de Kusanagi"², una reliquia increíblemente valiosa. Lo suficientemente valiosa como para poder cambiar el Mundo Exterior. Sin darse cuenta, Marisa había tenido un objeto tan preciado debajo de sus narices. Como no tenía muy claro lo que ocurriría si dejaba esta espada en sus manos, preferí guardarlo bajo mi custodia. Sigo pensando que tomé la decisión correcta.
 
 [Imagen: gD6d1Wh.png]

"¿Qué te pasa? Estás sonriendo como un tonto mientras sujetas esa espada tan sucia. Da un poco de grima."

“Ah, esto... Solo pensaba que es una espada muy chula."

“¿Chula? ¿Una espada tan mellada como esa? Seguro que no podría cortar ni un filete."

“No podemos dejar a esta espada sin nombre. Ya que estaba entre tu "tesoro de chatarra", ¿qué te parece si lo llamamos la "Espada de Kirisame"?"

“¿Qué? ¿Estás de coña?"

“Ya te estoy diciendo que me parece una buena espada."

“Me da a mí que se te ha chafado tu habilidad para reconocer los nombres de las cosas, Kourin. En fin, qué más da. ¿No puedes llamarla algo así como la "Espada de Kourin" y se acabó? Ya te he dicho que no voy a volver a casa de mis padres."

“Yo no... no me voy a rendir.”

Lo que ocurría era que como acababa de engañar a Marisa me estaba preocupando por lo que podría pasar más adelante, por eso usé esa excusa. Si cuando crezca descubre que la he engañado espero que no me pida que se lo devuelva. Además, no tendría sentido no ponerle el nombre de una persona joven...

Y así, la colección de artículos extraños que no están en venta del Kourindou aumentó en uno. Si consigo llenar la tienda de esta forma, jamás podré echarle en cara a Marisa su obsesión por recoger todo lo que encuentra. Parece que yo también he adoptado ese afán por coleccionar cosas. Creo que debería preocuparme.

Fin del capítulo 7

Notas de traducción

1. Hace un tiempo en Japón surgió la moda de crear aparatos electrónicos que emitiesen "iones negativos". La razón era porque supuestamente los iones positivos son los causantes de la contaminación en el aire y dañan la salud, por tanto, los iones negativos debían neutralizar los iones positivos y tenían que ser buenos para la salud. A partir de esta creencia empezaron a venderse aparatos electrónicos y minerales con cargas negativas que supuestamente obran milagros; pero este hecho no está ni mucho menos demostrado científicamente, no es más que otro rumor infundado. Aunque, por supuesto, los iones negativos sí que funcionan en Gensokyo.

2. La "Espada de Kusanagi" es una legendaria espada de la mitología japonesa. Fue la espada que usó el dios Susanoo para acabar con Yamata no Orochi, la serpiente de ocho cabezas. Después sería entregada como ofrenda a la diosa Amaterasu para apaciguar una antigua disputa y, generaciones más tarde, la recibiría el príncipe Yamato Takeru, fundador del clan Yamato. Por lo tanto, estamos hablando de una espada divina.
[Imagen: Banner_610x153.jpg?t=1530090711]
La fantasía se nutre de nuestros sueños, mientras sigamos soñando la fantasía pervivirá.
[Imagen: c2cMusp.png]
[Imagen: 7JDzKGZ.png]
[Imagen: A1NL9TA.png]
Participantes:
Creado por:


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)